POLÍTICA
31/07/2019 12:33 CEST | Actualizado 31/07/2019 14:35 CEST

La Comunidad de Madrid gastó 15 millones de euros a través de tarjetas de crédito sin control entre 2008 y 2015

Lo desvela un informe de la Cámara de Cuentas.

Agencia EFE
Esperanza Aguirre e Ignacio González, en una una imagen de 2014.

El Ejecutivo popular de la Comunidad de Madrid gastó entre 2008 y 2015, tiempos en los que Esperanza Aguirre y Ignacio González presidieron la región, alrededor de 15 millones de euros a través de 345 tarjetas bancarias sin que conste medidas de control alguno por parte de la intervención general ni una regulación informe sobre cómo y para qué utilizar estas tarjetas.

¿Mamandurrias? No lo parece. El informe de la Cámara de Cuentas es contundente. “No se dispone de relaciones centralizadas de las tarjetas de crédito utilizadas en el ámbito de la Comunidad y tampoco constan actuaciones de control, específicamente dirigidas a la utilización de tarjetas de crédito, realizadas por parte de la Intervención General de la Comunidad de Madrid”, establece, tal y como señalan este miércoles El País y RTVE, los medios que han tenido acceso a los documentos. 

La Cámara de Cuentas también denuncia que el sistema era opaco, que no había un marco regulador para su uso, que el ente fiscalizador desconocía cuántas tarjetas se estaban usando y que hay organismos que ni han respondido a las peticiones del Tribunal de Cuentas.

Asimismo, el informe de la Cámara de Cuentas también señala que alrededor de 145.000 euros gastados con estas tarjetas ni siquiera tienen una justificación. 

Viajes sin control

El diario El País también señala que el organismo regulador ha pedido a la Comunidad que se regule la utilización de las tarjetas, y específicamente que se establezca “de forma inequívoca el vínculo entre el gasto realizado y los fines de la entidad correspondiente”. También insta al Ejecutivo madrileño a que se haga un inventario centralizado de las tarjetas emitidas, así como de controles periódicos.

Es más, el informe señala que algunos de estos gastos se realizaron por empleados que no eran altos cargos “pero realizaban viajes oficiales con reiteración, singularmente al extranjero”. Y pone ejemplos. Un cargo del Consorcio Institución Ferial de Madrid gastó más de un millón de euros con una American Express; otro directivo del grupo gastó más de 100.000 con una tarjeta de Bankia, y otro llegó hasta los 53.000. Con las tarjetas del consorcio, establece el informe, se pagaban vuelos, trenes y hoteles, aunque también hay más de 300.000 euros clasificados bajo la rúbrica “atenciones”.

Asimismo, estos medios señalan que en el año 2011 se registraron gastos por valor de 8.800 euros correspondientes a una persona vinculada con IFEMA con un contrato de colaboración de tres meses a la que se conceden dietas diarias de 100 euros, entregando una tarjeta para esos gastos, que quedan sin justificar.

También que un directivo de Metro sin rango de alto cargo gastó 55.000 euros. En Metro de Madrid S. A., de hecho, el gasto más elevado se registró en 2008, con un total anual de 142.000 euros, mientras que a partir de 2012 el volumen disminuye significativamente respecto al ejercicio anterior.

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Las fotos de Esperanza Aguirre See Gallery

#JUNTOS