POLÍTICA
05/03/2021 10:23 CET | Actualizado 05/03/2021 13:11 CET

La Comunidad de Madrid sale del riesgo extremo de coronavirus pero mantiene las restricciones

Insiste en que sus medidas son "eficaces", frente a la "incongruencia" del Gobierno. Por eso dirá no al plan especial de Semana Santa.

Nacho Doce / REUTERS
Una camarera con una mascarilla y guantes de protección trabajando en una terraza.

La Comunidad de Madrid mejora, al fin, sus datos de coronavirus. El viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, ha anunciado esta mañana que la región ha salido del riesgo extremo de contagio. “Se observa un descenso de la incidencia. A día de hoy estamos en 245, por debajo de 250 -que es donde se establece ese riesgo alto-”, una incidencia 60 puntos, inferior a la de la medición de la semana pasada, entonces en 305.

También ha destacado Zapatero que la incidencia acumulada a siete días se sitúa en 111 casos, lo que es “relevante” porque indica cuál será la tendencia en la próxima semana. 

La cifra de contagios es un 23% menor que una semana atrás y hasta un 44,6% menos si lo comparamos con la cifra de hace 15 días. Hoy hay 2.263 paciente ingresados en la región, lo que supone 334 menos que hace apenas siete días. Del total, 514 están en la UCI.

“La eficacia de la vacuna empieza ya a notarse”, ha asegurado Zapatero respecto al proceso de vacunación en la Comunidad de Madrid. Se comenzará a vacunar el próximo lunes a más de 23.000 grandes dependientes, de los que más de 17.000 serán inmunizados con la vacuna de Pfizer y más de 5.000 con la vacuna de AstraZeneca, ha avanzado. La previsión es que los grandes dependientes reciban la primera dosis entre el 8 y el 31 de marzo y la segunda dosis, después de Semana Santa.

En cuanto a las variantes del coronavirus, ha añadido de que no se han registrado más casos de la variante sudafricana y brasileña, pero los casos de la variante británica ya suponen el 50% de los casos en Madrid.

Lo que se queda igual y lo que cambia

Dada la evolución a la baja de la incidencia del Covid-19 en la Comunidad de Madrid, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no aplicará nuevas medidas de restricción de movilidad a ninguna Zona Básica de Salud. Lo que hará es mantener las restricciones que hay ya en 15 zonas, donde sigue habiendo una alta incidencia de coronavirus, y las levanta en tres áreas y una localidad que han experimentado una mejora de datos. Así, finalizarán las restricciones de movilidad en Vinateros Torito, Andrés Mellado, General Oraá y en el municipio de Hoyo de Manzanares. 

En las 15 zonas que mantienen restricciones desde el próximo lunes viven 390.865 madrileños, el 4,7% de la población de la región, y concentran el 8% de los casos de contagios.

La Comunidad de Madrid mantiene hasta al menos el 14 de marzo la limitación de movilidad nocturna en toda la región desde las 23:00 horas hasta las 06:00 horas y el sector de la hostelería y de la restauración puede permanecer abierto hasta las 23:00 horas, quedando prohibida la entrada de nuevos comensales después de las 22:00 horas.

De igual modo, la Consejería de Sanidad recuerda que el número de comensales en las terrazas se mantiene con un máximo de seis personas por mesa, y un máximo de cuatro comensales por mesa en el interior de los establecimientos.

También mantiene la prohibición de las reuniones de no convivientes en domicilios, salvo que se trate de cuidados a terceras personas (mayores, dependientes, menores de edad o personas vulnerables).

“Incongruente”

El viceconsejero y responsable del Plan Covid-19 autonómico ha confirmado además que el Gobierno regional se opondrá al plan propuesto por el Ministerio de Sanidad para combatir la pandemia en la cercana Semana Santa. “No creemos que el cierre perimetral haya sido eficaz”, desdeña, mientras que cree, por contra, que las medidas del Ejecutivo PP-Ciudadanos sí han sido “eficaces”. 

Sostiene Zapatero que tampoco comparten la posibilidad de poner un toque de queda por debajo de las 22 horas o reducir de seis a cuatro las personas que pueden estar juntas en la hostelería, “cuando el 80% de los contagios de las últimas semanas se han producido en domicilios”. 

Es “incongruente”, a su entender, que cuando había incidencia en algunas comunidades que superaban los mil casos por cada 100.000 habitantes, Madrid pidiera que el Gobierno tomase decisiones, pero que ahora se pretenda, “con una realidad mucho mejor”, que las medidas sean consensuadas. “Es un sinsentido”, recalca. 

Además, ahonda, como Madrid es uniprovincial y una región muy poblada, los cierres perimetrales “generan excesivo contacto social”, como demuestra el hecho de que, según los datos de la Consejería, después de los tres cierres decretados anteriormente “subió la incidencia”.

“Si impides que los madrileños se muevan fuera, la gente se mueve dentro y si acotas el toque de queda, es posible que haya grandes aglomeraciones antes del toque, nos basamos en la situación previa y en la situación demográfica de Madrid”, ha argumentado Zapatero. El viceconsejero ha aclarado, no obstante, que pese al voto en contra en la Comisión de Salud Pública, la Comunidad aún no ha decidido qué votará su consejero el miércoles cuando el plan se apruebe, previsiblemente, en el Consejo Interterritorial.

 
Photo gallery Las críticas más comentadas a Isabel Díaz Ayuso por su gestión de la pandemia See Gallery