NOTICIAS
19/03/2020 10:59 CET | Actualizado 19/03/2020 11:52 CET

La crítica de Àngels Barceló al rey por su discurso a los españoles: "Pueril"

"Ni una sola palabra, ni un gesto, para el tema del rey emérito".

CADENA SER
La periodista Àngels Barceló.

La periodista Àngels Barceló ha echado en cara al rey Felipe VI el tono de su discurso de este miércoles, en el que el monarca ha hablado para todos los españoles ante la pandemia del COVID-19 con el mensaje de que este “virus no nos vencerá” y para proclamar ante los ciudadanos que “tenemos que resistir y aguantar”: “España ha pasado otras situaciones difíciles y graves [...], esta también la superaremos”, declaró el monarca, en una declaración que apenas ha durado siete minutos. 

“Sobran los discursos dirigidos a una población a la que imagina tan pueril como para intentar esconderle la realidad”, ha afirmado Barceló, antes de recordar a Felipe VI que “no hace falta que nadie se dirija a nosotros dudando de nuestra capacidad para entender la dimensión de la situación”.

La periodista le ha recordado también al rey que no dirigió “ni una sola palabra, ni un gesto, para el tema del rey emérito, como si no nos hubiéramos enterado”. El pasado domingo, primer día oficial de cuarentena en España y de la entrada en vigor del estado de alarma, la Casa Real anunciaba que el rey Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre, el emérito Juan Carlos I, “que personalmente le pudiera corresponder”. Asimismo, retiraba la asignación que su progenitor tiene fijada en los Presupuestos de la Casa del Rey, que en 2018 fue de 194.232 euros anuales.  

El motivo: las informaciones publicadas por varios medios respecto a que Felipe VI figura como beneficiario de dos fundaciones llamadas Zagatka y Lucum, que se añadirían a las que a principios de este mes -en el periódico Tribune de Genève- informaban de que Juan Carlos I disponía en Suiza de una fortuna de 100 millones de dólares. 

“A estas alturas del confinamiento ya sabemos de qué va esto. Y no solo porque estemos encerrados en nuestras casa sino porque muchos ya no tienen trabajo, y lo que tienen son muchas dudas de si lo van a volver a tener”, le ha recordado la periodista al rey Felipe, quien ha recordado que el monarca afirmó en su discurso de este miércoles que “de esta saldremos más fuertes”: “Ya estamos más fuertes, nos damos fuerza a gritos de balcón a balcón, con las interminables videollamadas, con los memes que nos hacen morir de la risa, aunque solo sea un ratito”.

“Otra cosa no, pero este país tiene una larga trayectoria de resistencia”, ha sentenciado. 

Siete minutos que llegan tarde

Duraron más las caceroladas que el discurso del rey. Era fácil, sólo duró siete minutos, sólo necesitó siete minutos para darnos ánimo durante nuestro confinamiento, y para reclamarnos unidad. Poco más, siete minutos, que llegaron tarde, cuando los españoles llevamos ya días de confinamiento dando muestras por nosotros mismo, de solidaridad, de unidad y de responsabilidad.

No hace falta que nadie se dirija a nosotros dudando de nuestra capacidad para entender la dimensión de la situación, sobran los discursos dirigidos a una población a la que imagina tan pueril como para intentar esconderle la realidad, y, por supuesto, ni una palabra, ni un gesto para el tema del Rey emérito, como si no nos hubiéramos enterado.

A estas alturas del confinamiento ya sabemos de qué va esto. Y no solo porque estemos encerrados en nuestras casa sino porque muchos ya no tienen trabajo, y lo que tienen son muchas dudas de si lo van a volver a tener. Muchos comerciantes, pequeños, de los que sobrevivían a duras penas, están aprovechando su encierro para hacer números porque quizás no vuelvan a subir la persiana. Nosotros mismos, los medios de comunicación, ese bien de primera necesidad, que por eso los quioscos permanecen abiertos, y las radios y las teles trabajando y siendo consumidas más que nunca, vivimos momentos de angustia porque ya no hay apenas ingresos publicitarios.

Los españoles empezamos a ser conscientes de lo que es esto, y tendremos que empezar a ser conscientes de que esto va para largo y que cuanto antes nos lo digan mejor, para dosificar el ánimo y nuestras actividades en los balcones y las ventanas. Decía ayer el monarca que de esta saldremos más fuertes, ya estamos más fuertes, nos damos fuerza a gritos de balcón a balcón, con las interminables videollamadas, con los memes que nos hacen morir de la risa, aunque solo sea un ratito.

Otra cosa no, pero este país tiene una larga trayectoria de resistencia.

Podemos: la Corona no puede estar “por encima del escrutinio público”

En la misma línea que la periodista, se ha manifestado este jueves el coportavoz de Podemos, Rafael Mayoral, quien ha defendido -en RNE- que “ninguna institución” puede estar “por encima del escrutinio público en una democracia”.

El portavoz de la formación morada se ha pronunciado así después de que anoche Felipe VI dirigiese un mensaje a la nación en el que pidió dejar de lado las diferencias y unirse en la lucha contra el coronavirus, en el que no mencionó su decisión de renunciar a la herencia de su padre y de retirarle la asignación presupuestaria.

Mayoral se ha referido a la decisión del Congreso de no investigar la procedencia de la supuesta fortuna del rey emérito para destacar que “todos los poderes del estado emanan del pueblo” y que eso significa que “más tarde o más temprano la gente tendrá derecho a conocer la verdad y a conocer qué es lo que ha ocurrido”.

Y también a valorar -ha dicho- “si en una sociedad democrática es posible que la Jefatura del Estado no esté sujeta a responsabilidad”.

#CuandoElDescansoEsUnSueño