POLÍTICA
05/01/2020 11:39 CET | Actualizado 05/01/2020 12:39 CET

La CUP mantiene la "desconfianza" hacia el pacto PSOE-ERC, al que no augura "mucho recorrido"

Y sitúa la amnistía y la autodeterminación como "única vía" para Cataluña

EFE
Mireia Vehí durante su intervención en el Congreso

La diputada de la CUP Mireia Vehí ha justificado el rechazo de su partido a apoyar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en que no defiende la amnistía y la autodeterminación, única vía con la que cree posible resolver el conflicto catalán.

“Fallaríamos a nuestros votantes si apoyáramos una investidura que no vaya en esa dirección”, ha señalado en su intervención en el debate de investidura dentro del turno del grupo mixto. 

Fallaríamos a nuestros votantes si apoyáramos una investidura que no vaya en esa dirección

Vehí ha considerado que este debate de investidura llega en un momento de excepcionalidad ante hechos como la prisión de los dirigentes independentistas y la “violencia” contra el pueblo catalán.

Para ella, “el único golpe de Estado” que ha habido ha sido el judicial por provocar ese encarcelamiento.

Tras su defensa del derecho de autodeterminación ha lamentado que se pretenda reprimir con “golpes y porrazos” por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, afirmación que ha provocado las protestas de la bancada del PP y desde la que se ha escuchado una voz que ha calificado de “vergüenza” esas palabras.

Respecto a la mesa de negociación entre el Gobierno español y el de la Generalitat, ha desconfiado de que pueda ser viable “sin cuestionar el régimen del 78”, pero ha precisado que en la CUP estarán encantados de equivocarse y se ha abierto a tender la mano y encontrarse, ha dicho, frente a la “centralización, para la amnistía y las libertades de nuestro pueblo y todos los pueblos del estado español”.

 

Vehí ha lamentado que el programa presentado por el candidato a la investidura no haga referencia alguna a ese “régimen del 78” como una “anomalía democrática” ni tampoco de un referéndum de autodeterminación como forma de resolver el conflicto.

Un objetivo que tampoco cree posible sin cuestionar “la monarquía corrupta española”, momento en el que ha apoyado las palabras previas de la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, calificando el discurso del rey el 3 de octubre de 2017 de “autoritario y no propio de una democracia”.

Por ello ha reiterado que los dos diputados de la CUP no votarán a favor de la investidura de Sánchez, a quien ha instado a no meterles “en el mismo saco” que a la extrema derecha.

Para la CUP, muchas propuestas del programa de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos son insuficientes, pero, además, ha advertido de que no podrán llevarse a cabo debido a la exigencia de estabilidad presupuestaria por parte de la UE. 

  • EFE
    A Arrimadas, como en su día a Albert Rivera, le gusta sacar 'cositas'.
  • EFE
    Illana da la espalda a la portavoz de EH Bildu durante su intervención
  • EFE
    Arrimadas, indignada durante la intervención de EH Bildu.
  • EFE
    Ni se miran: Errejón pasa junto a Iglesias y Garzón y no cruzan media palabra.
  • EFE
    Vox durante la intervención de EH Bildu.
  • EFE
    Cayetana Álvarez de Toledo y Casado durante la intervención de EH Bildu
  • EFE
    El diputado del PNV, Aitor Estebamiz, y el líder de Vox, Santiago Abascal, durante la segunda jornada del debate.
  • EFE
    El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, y la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas (i), en el Congreso
  • EFE
    La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, y el diputado Oscar Matute.
  • EFE
    La cara de circunstancia que provoca el saber que hoy no saldrá convertido presidente del Gobierno.
  • Investidura
    Investidura
    EFE
    Pedro Sánchez toma notas desde su escaño
  • Investidura
    Investidura
    EFE
    Investidura
  • EFE
    Errejón, que el sábado no pudo acudir por enfermedad, este domingo sí ha asistido a la sesión de investidura.
  • EFE
    Sánchez, durante una de sus intervenciones.
  • EFE
    Los diputados de Vox, todos con su pulserita de la bandera de España.