POLÍTICA
11/06/2019 14:39 CEST | Actualizado 11/06/2019 15:36 CEST

La defensa de Junqueras ve "absurda" la rebelión con solo tres casos de violencia

“La única violencia de la que se habla es la que se cuenta con los dedos de la mano”

El abogado Andreu Van den Eynde, que defiende al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras en el juicio del “procés”, ha considerado “absurda” la acusación de rebelión para los procesados, ya que, según él, sólo se produjeron “tres casos” de violencia en el 1-O.

De “falacia” ha calificado el letrado en su alegato final del juicio la supuesta violencia ejercida por los ciudadanos en la jornada del referéndum ilegal del 1-O.

Y este ha sido su resumen: “La única violencia de la que se habla es la que se cuenta con los dedos de la mano”, con “tres casos de actuaciones reactivas a una situación tensional concreta de un colegio determinado, efectuado por una persona asilada”.

En suma, para el abogado, que defiende también a Raül Romeva, la escasa violencia que se ejerció en el 1-O fue practicada por “grupúsculos”, por lo que a su entender lo que alegan las acusaciones no es más que una “falacia”, basada en “coger dos imágenes y montar una categoría”.

Van den Eynde ha ido más lejos al recordar que, según los testimonios de representantes del entonces Gobierno de Mariano Rajoy escuchados en el juicio, nadie tenía previsión de violencia generalizada y “nadie tenía información de riesgos”.

“Indignación, la que quieran. Violencia, cero”, ha enfatizado el letrado después de asegurar que los ciudadanos no salieron a la calle a “derrocar” al Estado. “La gente salió un día a protestar y otro votar. Esto no es alzamiento”.

Y en su convencimiento de que no hubo rebelión, Van den Eynde ha argumentado que, de haberla habido, el Estado, conforme a sus competencias, tendría que haber declarado el estado de sitio.

Además, ha dejado claro que sus defendidos reniegan de cualquier tipo de violencia, que no se han podido encontrar mensajes suyos que la promovieran y que los ciudadanos habían hecho “bandera de paz” el 1-O. Era “impensable” que la Policía cargara, ha añadido.

Si sus defendidos aplaudieran la violencia -ha continuado-, sería como pensar que están “dispuestos a enterrar sus valores, su dignidad, a negar su personalidad e identidad” de las que “han hecho su forma de vida”.

Para el letrado, la Fiscalía no ha podido probar “la pata de la violencia” necesaria para acusar de rebelión y ha hablado de golpe de Estado confundiendo así “la desobediencia con la rebelión”.

También ha dedicado parte de su discurso a la jornada del 20S, en los incidentes en la Consellería de Economía, que ha resumido en dos coches de la Guardia Civil dañados, de los que nadie habló en las redes y que no se veían.

“Nadie sabe cómo se vandalizaron, quién lo hizo y por qué lo hizo. El problema es el simbolismo de los coches porque hubo cero heridos, cero armas sustraídas y cero detenidos”, ha proseguido.

Ha tenido duras palabras para las “exageraciones” de la secretaria judicial que tuvo que salir por la azotea de la Consellería tras el registro y para su “banda sonora”, ha ironizado el letrado, que se ha mofado de la declaración de la letrada cuando aseguró en el juicio que enseguida supo que “algo iba a pasar ese día”.

“Su adscripción ideológica está demostrada; es seguidora de grupos anti independentistas”, ha dicho el abogado de Junqueras.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST