POLÍTICA
20/07/2019 15:28 CEST

La derecha minimiza el posible acuerdo de investidura entre PSOE y Podemos

Casado (PP) dice que es una "simulación de novedad" y Arrimadas (Cs) lo tilda de "culebrón de los sillones".

EFE

La renuncia de Pablo Iglesias, líder de Podemos, a ser ministro en un eventual Gobierno de Pedro Sánchez abre la puerta a la posible investidura del candidato socialista. 

Algo que la derecha ha querido minimizar en sus intervenciones públicas este sábado. 

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado este sábado en Vitoria que la “investidura incierta” de Pedro Sánchez podría cerrarse “de mala manera” y cree que el posible acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos es una “simulación de novedad”, ya que ambos partidos “llevan pactando todo el mes” en gobiernos de diputaciones y comunidades autónomas.

Casado ha intervenido en la primera jornada de la ‘Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco’ que, organizada por las Nuevas Generaciones del PP bajo el lema ‘La España del futuro’, se desarrolla a lo largo de todo el fin de semana en el museo Artium de Vitoria.

Para Casado, lo que ha ocurrido en las últimas horas se trata de una “simulación de novedad” para que PSOE y Unidas Podemos hagan “lo previsible” y que los socialistas “puedan pactar con quien lleva pactando todo el mes, y pueda alcanzar un acuerdo de gobierno a nivel nacional con Podemos, como ha llegado en diez diputaciones y en siete comunidades autónomas, algunas ya firmadas y otras en trámite”.

Por su parte, la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, ha dicho que su partido liderará la oposición en la nueva legislatura si el PSOE de Pedro Sánchez pacta con “populistas y nacionalistas” para la investidura, y ha lamentado que los socialistas y Unidas Podemos se estén “peleando por sillones”.

Arrimadas, quien ha intervenido en el campus que reúne a 300 jóvenes del partido este fin de semana en Santander, ha remarcado que Cs no va a “blanquear” con su voto un proyecto de “privilegios territoriales” y “ciudadanos de primera y de segunda”.

Según ha explicado, Cs no puede apoyar el proyecto de Sánchez porque no quiere subidas de impuestos a las familias ni desea que se mire “a otro lado” con lo que “está pasando en Cataluña”.

La portavoz nacional ha criticado el “teatro” y “el culebrón del verano” que, según ha considerado, protagonizan el presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para la investidura.

Ha destacado que si el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos se materializa la legislatura se va a hacer “muy larga” para los españoles y ha lamentado que los socialistas y los de Iglesias no están hablando de medidas.