POLÍTICA
26/11/2019 09:49 CET | Actualizado 26/11/2019 09:50 CET

La devastadora crítica de Àngels Barceló contra el "valiente" Ortega Smith tras lo que hizo con una víctima de violencia machista

"Toda la cobardía...".

GETTY
La periodista de la Cadena Ser Àngels Barceló.

La periodista Àngels Barceló ha mostrado su indignación -como pocas veces lo ha hecho antes- tras el episodio que protagonizó este lunes el dirigente de Vox, Javier Ortega Smith, quien resultó increpado por una víctima tras negar la violencia machista durante un acto conmemorativo del Día contra la Violencia de Género.

“El valiente Ortega Smith, quien se cruza el Estrecho a nado para colocar una bandera española en Gibraltar, fue incapaz de mirar a los ojos a una víctima que le increpó”, ha acusado Barceló -en su comentario No hay debate, en la Cadena Ser-.

En este sentido, Barceló ha ahondado en la actitud de Ortega Smith, a quien ha culpado de no mostrar ni una “pizca de empatía”: “Nada, toda la cobardía del mundo en un solo gesto. Toda la mezquindad del mundo en esa cabeza girada para no cruzar sus ojos con los de la víctima. Es incomprensible que alguien así, pueda ocupar un cargo público, que pueda ser concejal”, ha defendido la periodista.

“Hay consensos sociales que no admiten debate. Más de mil víctimas después, solo desde que hay registros desde 2003, no hay ningún tipo de debate sobre la violencia machista, ni lo hay ni nadie debe sugerirlo”, ha expuesto Barceló, antes de matizar que esto era así “hasta que llegó la ultraderecha a las instituciones”.

“Así era hasta que la derecha del Partido Popular y Ciudadanos la blanqueó porque necesitaba de sus votos para conseguir gobernar en comunidades y ayuntamientos”, ha recordado, antes de sentenciar: “No vale plantarles cara un día y comprarles el discurso el resto”. 

No hay debate 

Hay consensos sociales que no admiten debate. Más de mil víctimas después, solo desde que hay registros desde 2003, no hay ningún tipo de debate sobre la violencia machista, ni lo hay ni nadie debe sugerirlo. Así era hasta que llegó la ultraderecha a las instituciones. Así era hasta que la derecha del Partido Popular y Ciudadanos la blanqueó porque necesitaba de sus votos para conseguir gobernar en comunidades y ayuntamientos.

Si Vox negaba la violencia machista, el PP buscaba un discurso que no le molestara, si Vox atacaba la inmigración, el PP buscaba un discurso parecido. Y así hasta que ayer, con el cadaver de la última mujer asesinada por su pareja todavía sin enterrar, el dirigente de la ultraderecha Javier Ortega Smith se permitió negar la violencia machista en un acto, convocado por el ayuntamiento, para conmemorar, precisamente el día de la lucha contra la violencia machista. Y no solo eso, el valiente Ortega Smith, el que se cruza el estrecho a nado para colocar una bandera española en Gibraltar, fue incapaz de mirar a los ojos a una víctima que le increpó.

Ni una mirada, ni una pizca de empatía. Nada, toda la cobardía del mundo en un solo gesto. Toda la mezquindad del mundo en esa cabeza girada para no cruzar sus ojos con los de la víctima. Es incomprensible que alguien así, pueda ocupar un cargo público, que pueda ser concejal.

Y el PP y Ciudadanos, cuando, como ayer, condenen esta actitud que recuerden que son cómplices de esa ultraderecha a la que necesitaron para gobernar y a la que van a seguir necesitando, para aprobar presupuestos y sacar otras cuestiones adelante. No vale plantarles cara un día y comprarles el discurso el resto.

Photo gallery La manifestación contra la violencia machista en Madrid del 25-N See Gallery

#JUNTOS