La discusión de Ana Rosa Quintana (Telecinco) en directo: "Discúlpeme, pero es la primera vez que yo le hablo"

"Gracias. Yo creo que aquí se termina el directo, ¿no?", intervino Joaquín Prat.
|
Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana
TELECINCO

El hombre, vecino de la localidad vasca de Amorebieta, ha cargado duramente contra el fallecido y ha llegado a asegurar que "el concejal este era un putero, se iba con ocho o nueve tías a la vez".

En ese momento, tanto Joaquín Prat como Ana Rosa Quintana ha interrumpido al hombre. "Gracias. Yo creo que aquí se termina el directo, ¿no?", intervino el primero. "Ya, ahora me cortas porque...", se quejó el hombre.

"Discúlpeme pero es la primera vez que yo le hablo", cortó en seco Ana Rosa. "Usted tiene libertad de expresión pero hay un señor que ha sido asesinado y está muerto. Lo que hubiera hecho en su vida privada no ha hecho daño a nadie más que a él mismo y a su familia", argumentó la periodista.

El hombre aseguró que cuando la Guardia Civil entró en la casa del detenido "metió una hostia al perro que lo mandó a la cocina". "¿Pero usted estaba allí?", quiso saber Ana Rosa Quintana. "Estaba la vecina de enfrente", se defendió Borja.

"Bueno, Borja, entendemos que es su amigo y le quiere defender pero hay una víctima que también tiene mujer, familia, amigos. Pero tampoco se fíe de todo lo que cuentan", dijo la presentadora, que fue interrumpida por el hombre: "Es que si yo me entero que alguien se está tirando a mi mujer no encargo un sicario, lo mato yo".

"Pues acabará usted donde está su amigo", zanjó Joaquín Prat. "Mejor divórciese si su mujer le hace eso", concluyó Ana Rosa Quintana.

Los tres detenidos en Vizcaya por su presunta relación con el asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines, incluido el arrestado como supuesto inductor, pasarán a disposición judicial previsiblemente esta tarde, ha informado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

La puesta a disposición de los tres arrestados en la madrugada del pasada martes está pendiente de que la Guardia Civil cierre los últimos atestados para remitirlos al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, que lleva las diligencias y mantiene el secreto de las actuaciones.

El cuarto arrestado por su presunta implicación en el crimen, que se encuentra en Suiza, está pendiente de la tramitación de solicitud de extradición.