ECONOMÍA
31/07/2020 09:03 CEST | Actualizado 31/07/2020 12:12 CEST

La economía española se hundió un 18,5% en el segundo trimestre

La pandemia del coronavirus provoca la mayor caída del producto interior bruto desde que hay registros.

Europa Press News via Getty Images
Un camarero limpia una mesa de la terraza en Playa Mayor de Madrid.

La pandemia del coronavirus ha asestado un duro golpe a la economía española, el más fuerte que ha sufrido nunca. El producto interior bruto (PIB) de España ha caído un 18,5% entre abril y junio respecto al primer trimestre del año, según el avance de la contabilidad nacional del segundo trimestre publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La caída de la economía vivida entre los meses de abril y junio de 2020 se ha convertido en el mayor desplome en un solo trimestre desde que hay registros. No hay ninguna cifra similar en la serie histórica del INE, que arranca en 1970.

Hasta ahora, los mayores retrocesos trimestrales del PIB se habían producido en el primer trimestre de 2020, al inicio de la pandemia del coronavirus, cuando cayó un 5,2%, y en el del primer trimestre de 2009, en plena crisis financiera, cuando se dejó un 2,6%. 

Así ha variado el PIB desde 1970 respecto al trimestre precedente:

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

Si se compara con el año pasado, el desplome de la economía es todavía mayor. El PIB se contrajo un 22,1% en el segundo trimestre respecto al mismo período de 2019, frente al descenso del 4,1% del trimestre anterior.

Al igual que ocurría en la variación trimestral, se trata del mayor retroceso interanual de toda la serie del INE. Habría que remontarse a la Guerra Civil para encontrar alguna situación similar.

Así ha variado el PIB desde 1970 respecto al año anterior:

 Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

La caída del PIB señalada por el INE se sitúa en línea con las previsiones, aunque dentro de los escenarios más pesimistas. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) había pronosticado un descenso del 20%, el Banco de España estimaba que se situaría entre el 16% y el 21,8% y el BBVA lo situaba en el entorno del 17%.

“Los datos están en línea con nuestras estimaciones que preveían que el mayor impacto se produciría en el segundo trimestre del año. Las medidas de confinamiento que hubo que poner en marcha en su día para contener la expansión de la enfermedad han tenido impacto en la actividad económica y en casi todos los sectores”, ha valorado la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva.

España entra en recesión técnica

Clara Margais via Getty Images
Sombrillas vacías en la playa de Magaluf (Mallorca) un 30 de julio tras la cuarentena impuesta por Reino Unido.

Tras el desplome histórico del PIB sufrido en el segundo trimestre, España ha entrado de nuevo en recesión técnica al sumar dos trimestres consecutivos en negativo.

La pandemia del coronavirus ha provocado que el país afronte una recesión por tercera vez en los 20 años que llevamos de siglo XXI. La crisis financiera iniciada en 2008 provocó que España entrara en recesión en dos ocasiones.

La primera vez sucedió en el cuarto trimestre de 2008 y duró hasta el segundo trimestre de 2009. La segunda ocasión fue en el segundo trimestre de 2011 y duró hasta el cuarto trimestre de 2013, coincidiendo con lo que se conoce como crisis de la deuda.

España se ha situado con esta caída del PIB como uno de los países más afectados por la crisis derivada por la pandemia. La economía española ha sufrido mucho más que las países vecinos como Francia, que ha sufrido un desplome del 13,8%, y Alemania, con una caída del 10,1%.

Así ha caído el PIB en los países europeos:

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

Este mayor desplome se debe a que España tuvo que tomar medidas de confinamiento más duras que otros países para contener en virus —los ciudadanos no pudieron salir a pasear o hacer deporte durante semanas— y, por supuesto, a la mayor dependencia del turismo y de la hostelería. 

Las previsiones señalan que la economía española tocaría suelo en el segundo trimestre del año para iniciar posteriormente una recuperación gradual, aunque el país tardaría en recuperar la actividad anterior hasta 2021.

Sin embargo, hay factores que pueden poner en riesgo esta reactivación, como la cuarentena impuesta por Reino Unido a los ciudadanos que regresen de España. Esto es un duro golpe para el sector turístico, ya que los británicos son el principal colectivo que visita cada año las playas y los chiringuitos españoles.

El consumo de los hogares se desploma

Anadolu Agency via Getty Images
La Plaza Mayor de Madrid sin terrazas durante el confinamiento.

El desplome coincide con la mayor parte del estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del coronavirus, que estuvo vigente entre el 14 de marzo y el 21 de junio. Los ciudadanos tuvieron que estar confinados en sus casas para evitar la propagación de la enfermedad y la mayor parte de los negocios cerraron sus puertas.  

“Los datos se corresponden con los momentos más duros de la hibernación. A partir de mayo vamos observando cómo se va iniciando gradualmente la recuperación de la actividad económica”, ha asegurado De la Cueva.

El consumo de los hogares experimentó un desplome del 25,7% respecto al año anterior y del 21,2% respecto al primer trimestre. Un desplome directamente relacionado con el parón de la actividad económica, ya que los ciudadanos solo podían salir para realizar algunas actividades consideradas esenciales como ir al supermercado. 

Por el contrario, el gasto público aumentó entre abril y junio un 0,4%, aunque en menor medida del aumento del 1,8% vivido en el primer trimestre del año. 

Se hunden las exportaciones

JOSEP LAGO via Getty Images
Unos trabajadores de Seat en la fábrica de Martorell (Barcelona).

Ante el parón de la actividad económica, las exportaciones también se hundieron durante el segundo trimestre del año. Las ventas al exterior cayeron un 33,5% respecto al primer trimestre. 

España vende principalmente a otros países europeos como Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido. Los principales productos vendidos son coches y sus componentes, refinados de petróleo y productos de alimentación como verduras, hortalizas y legumbres.

El desplome está directamente relacionado con la paralización de la producción en las fábricas de automóviles durante el confinamiento, unida al parón de las ventas en toda Europa, y al hundimiento del consumo de petróleo en todo el mundo por las restricciones a la movilidad. 

Las importaciones también se hundieron durante el segundo trimestre, con una caída del 28,8%. España compra petróleo, que viene de Nigeria, México o Arabia Saudí, componentes para la fabricación de coches, medicamentos o manufacturas de consumo como ropa, calzado y juguetes.

Al igual que ocurría en el caso de las exportaciones, el parón de la actividad económica y las restricciones a la movilidad están detrás de este desplome. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery