BLOGS
19/11/2020 10:08 CET | Actualizado 19/11/2020 11:00 CET

La elegancia de un clásico vino riojano de plena actualidad

El mítico Viña Ardanza Reserva 2012 fusiona la tempranillo de la Rioja Alta con la garnacha de la Rioja Baja.

La Rioja Alta, bodega emblemática del barrio de La Estación de Haro, cumple 130 vendimias, entreverando en sus vinos clasicismo y modernidad. Vinos que envejecen con elegancia y reflejan la mejor tradición de la región.

El mítico Viña Ardanza Reserva 2012 fusiona la tempranillo de la Rioja Alta con la garnacha de la Rioja Baja, que realizan una crianza de tres años en barricas de roble americano, antes de su coupage final, al que hay que sumar más de tres años en botella afinándose. 

Un clásico muy actual, de marcado carácter riojano.

 

¿Te apetece disfrutar de este clásico vino riojano? Puedes adquirirlo aquí

NUEVOS TIEMPOS