ECONOMÍA
03/11/2019 10:36 CET | Actualizado 04/11/2019 19:32 CET

El drama de una empresa de Teruel con presencia en 100 países por la falta de banda ancha

El fenómeno de la 'España Vaciada' provoca estragos en negocios como Turomás.

TUROMÁS
Imagen de Turomás.

Al pie de la Sierra de Gúdar, a medio camino entre la ciudad de Teruel y el límite de la provincia de Castellón, se encuentra el pequeño municipio de Rubielos de Mora

Otrora, esta localidad contaba con más de 2.000 habitantes. Eran otros tiempos. Y otro siglo. 

La industralización y el aumento de las grandes urbes desplazaron la población de los pueblos a las ciudades. También en Rubielos, que actualmente cuenta con apenas 700 vecinos. 

Pero muchas cosas siguen como hace cien años. Porque este municipio se encuentra en Teruel, una de las provincias más castigadas por el fenómeno de la ‘España Vaciada’. 

“Es lo que llamamos el cerco de Teruel”, explica a El HuffPost Manolo Gimeno, portavoz de la plataforma Teruel Existe, que se presentará a las elecciones del 10 de noviembre como una agrupación de electores para luchar contra este problema. 

Imagínate quedarte sin conexión durante la asistencia remota con un cliente que tiene un problema con una de las máquinas

“Teruel está en medio de los cuatro grandes núcleos de desarrollo del país. Sin embargo, todo lo que son las grandes infraestructuras que debían atravesarla en lógica nos han rodeado”, cuenta Gimeno. 

Y eso afecta a empresas como Turomás, una compañía de fabricación de maquinaria para el corte de vidrio fundada hace tres décadas por un vecino de Rubielos. Opera en más de cien países y ya ha recibido ofertas para reubicarse fuera de España.

Se lo están pensando por el sencillo hecho de que en Rubielos no cuentan con banda ancha. Un drama en una empresa para la que la conexión a Internet es “vital”, ya que ofrecen asistencia remota a sus clientes si tienen algún tipo de incidencia con las máquinas que venden. 

“Esta tarde, por ejemplo, estamos teniendo muchísimos problemas con la conexión. Estoy intentando poner una cosa en Facebook y es imposible, porque cada equis tiempo se nos va la conexión”, se queja Sara Castellote, portavoz del departamento de marketing y comunicación de Turomás. 

TUROMÁS
Vista aérea de las instalaciones de Turomás en Rubielos de Mora (Teruel).

“Imagínate quedarte sin conexión durante la asistencia remota con un cliente que tiene un problema con una de las máquinas. O cuando tenemos que hacer videoconferencias con nuestras delegaciones en Sao Paulo y Chile”, explica. 

Algo terrible para una compañía que ha elaborado un plan de expansión proyectado hasta 2025 y cuyo fundador, Miguel Tomás, quiere seguir en Rubielos pese a que hace unos años dejó abierta la posibilidad de tener que salir del país. 

“Siempre ha apostado mucho por Rubielos, porque ve que es un entorno ideal de cara a la innovación, al estar alejado de una gran urbe, propicia la creatividad y poder pensar con calma”, indica Castellote. 

Pero para eso, Turomás necesita poder trabajar “al nivel de cualquier polígono industrial de una gran urbe”. De ello puede depender el futuro de los cien empleados que trabajan en esta compañía, algunos de los cuales han llegado procedentes de Valencia y Sevilla. 

“Que una empresa de esta envergadura apueste por quedarse en el territorio ayuda a luchar contra la despoblación por el empleo que genera”

Y se han instalado en Rubielos, que también sufriría mucho si la empresa decide marcharse. “Que una empresa de esta envergadura apueste por quedarse en el territorio ayuda a luchar contra la despoblación por el empleo que genera”, indica la portavoz de la empresa.

La situación política tampoco ayuda. “La inestabilidad, de cara a los inversores extranjeros, claro que puede paralizarlos y no apostar por marca española porque la situación está como está”, explica Castellote, quien confía en que se solucione “pronto”.

De momento, desde las administraciones regionales y locales no les aseguran nada y, como muchos aragoneses, esperan que la plataforma Teruel Existe pueda llevar sus reivindicaciones a la esfera política nacional.

“A ver si de esta manera tenemos más opciones y que se tenga un poco en cuenta a todos estos territorios que conformamos la denominada España Vaciada”, afirma la portavoz de la empresa, quien asegura que los trabajadores de Turomás recogieron firmas para esta plataforma y se han sumado a las distintas movilizaciones celebradas en protesta por la situación que vive esta región. 

Photo gallery La vida en Mohernando, un pueblo de la España vaciada See Gallery

ESPACIO ECO