TENDENCIAS
19/02/2019 10:31 CET | Actualizado 19/02/2019 10:33 CET

La excéntrica actuación de 'Got Talent' que dejó a Risto Mejide con la boca abierta

Y que terminó de la peor forma posible.

Telecinco
Risto Mejide con la boca abierta en 'Got Talent'.

Llegó haciendo reír a los miembros del jurado y dejando a Risto Mejide con la boca abierta, pero su actuación en Got Talent (Telecinco) terminó de la peor forma posible. Con Edurne preocupada y reclamando al equipo que quitase la música porque no entendía qué estaba pasando.

El concursante entró vestido de folclórica, descalzo, con peluca, bigote y gafas de sol: "Te explico: Yo soy la Yemayá. Diosa del agua y diosa de la mar. Lo que pasa que también soy Atenea, soy Venus, soy también la virgen de los festivales...".

Telecinco
La Yemayá en 'Got Talent'.

"¡Madre mía!", exclamó Mejide mientras daba una vuelta de 360 grados en su silla giratoria. Paz Padilla le aconsejó que empezase su actuación y así lo hizo. A ritmo de trap empezó a cantar: "Yo voy a acabar con el falocentrismo que va a llevar el mundo al abismo". Después de unos segundos y sin venir a cuento agarró el micrófono y empezó a dar vueltas sobre sí mismo diciendo que había perdido a su niña: "Cari, mi niña... ¿Dónde está mi niña?".

Sin entender muy bien lo que estaba pasando, ni si lo de la niña formaba parte del espectáculo o qué, Eva Isanta, Edurne y Risto Mejide pulsaron el botón rojo para poner fin a la actuación.

"Cariño, es que me acuerdo de que acabo de perder a mi niña. Que la tenía ahí atrás y ya no sé dónde está mi niña chiquitilla ", dijo en tono dramático como disculpándose. "Es que mi niña está ahí detrás y está malita", añadió a una Edurne con los ojos muy abiertos por la incredulidad.

Puedes verlo aquí

"Parad la música", pidió la cantante: "¿Qué pasa?". Las explicaciones del concursante fueron todavía más confusas y en ningún momento quedó claro si formaba parte del número o no. "¿Tiene que hacer algo el equipo de producción? ¿Tiene que traerte a alguien o algo?", quiso saber Mejide intentando poner orden en aquel lío.

Paz Padilla pulsó en ese momento su botón rojo, "por si acaso", y dio la actuación por terminada. "Cari, yo creo que se te ha ido un poco la pinza". Todos dijeron que no, que no lo habían entendido y se marchó sin dar ninguna explicación.

Padilla después tranquilizó a su compañera: "Los niños se pierden en la playa, pero no en Got Talent".

SOMOS LO QUE HACEMOS