POLÍTICA
03/12/2019 12:11 CET | Actualizado 03/12/2019 13:47 CET

La Fiscalía pide al Supremo que investigue a Borràs por adjudicar contratos de ILC a un amigo

Por delitos de prevaricación, malversación, fraude administrativo y falsedad documental

EFE
La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borrás, acompañada del presidente del grupo parlamentario de JxCAT, Albert Batet (i).

La Fiscalía ha pedido al Supremo que investigue a la diputada de JxCAT Laura Borràs por presuntas irregularidades en la adjudicación a un amigo de 18 contratos por valor de 259.863 euros desde la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) entre 2013 y 2017, cuando ella la dirigía.

El mismo día en que Borràs ha ocupado su escaño en el nuevo Congreso, el fiscal ha pedido al Supremo que solicite a la Cámara el suplicatorio para poder investigarla por los delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad documental ante los indicios hallados por el Juzgado número 9 de Barcelona, que remitió una exposición razonada al Alto Tribunal.

La Fiscalía acoge la tesis de la jueza y señala que Borràs abusó de su función como directora de ILC y “adjudicó directa o indirectamente de manera arbitraria” contratos a Isaías H., un programador informático amigo suyo, “para defraudar” a la institución “mediante el fraccionamiento ilegal de los mismos” y la “falsificación de presupuestos”.

“Claros y contundentes indicios”

En su informe, el fiscal Javier Zaragoza ve “claros y contundentes indicios de simulación documental continuada” por parte de Borràs y de su amigo “a fin de dotar de una supuesta transparencia y objetividad” al proceso, “encubriendo” la decisión de adjudicarle todos los contratos a él y “enmascarando” su fraccionamiento “ilegal” durante varios años y en diferentes contratos de menos de 18.000 euros para evitar el concurso público.

Se investigan 18 contratos presuntamente adjudicados a Isaías H., en los que la exconsellera de Cultura y ahora diputada, según el fiscal, “propuso la contratación, acordó la adjudicación, resolvió aprobar el gasto y certificó la ejecución total o parcial del servicio para efectuar el pago”.

La Fiscalía reproduce correos y conversaciones intervenidas a Isaías H., como una en la que comenta su relación con ella: “Hombre claro, pero yo con la Borràs, con la jefa, yo facturo con la Cooperativa, yo facturo unos trapis por allí”; ”(...) pero que yo tengo que hacer un presupuesto bueno y.... o sea tengo que hacer dos presupuestos buenos y cuatro de no buenos,...”; ”(...) lo jodido es si la Borràs deja de ser directora...”.

“Pago real y efectivo”

Según el fiscal, los gastos “autorizados y aprobados” por Borràs “no obedecían al pago real y efectivo” de los trabajos, sino a un “continuado acto ilícito de enriquecimiento” en favor de Isaías -procesado en otra causa por tráfico de drogas y falsificación de moneda-, con quien presuntamente pactaba el precio de los servicios.

Añade que Borràs sabía que los presupuestos los hacía Isaías “aunque aparentaran ser presentados” por otros -lo que la Fiscalía denomina “presupuestos comparsa”- y que acordaron los “conceptos e importes adecuados” e “inventados” para justificar la adjudicación.

De hecho, en uno de los correos intervenidos, de julio de 2014, en el que Isaías se interesaba por unas facturas, Borràs le decía que había que hacer tres presupuestos por cada una pero que “no sufra porque el dinero lo tiene reservado y es para esto”.

“Los que son OK”

En junio de 2015, le remitió a la diputada unos presupuestos “indicando los que son OK de los que no son OK”, y en otra ocasión, es Borràs quien pide a su amigo que le pase unos presupuestos “y nos los miramos conjuntamente y hacemos los retoques que sean necesarios”.

Los correos, según la Fiscalía, también evidencian la relación personal preexistente entre ambos ya que no se limitan a abordar temas profesionales y Borrás llegó a facilitarle documentación para acreditar su arraigo económico y laboral cuando fue detenido en 2017.