POLÍTICA
14/06/2021 11:34 CEST | Actualizado 14/06/2021 12:45 CEST

La Fiscalía pide seis años de cárcel para el exconseller Buch por la escolta de Puigdemont en Bélgica

El fiscal sostiene que Buch facilitó a Puigdemont un servicio de protección en el extranjero “a costa del erario público”.

David Zorrakino - Europa Press - Archivo
El exconseller de Interior Miquel Buch, ofrece una rueda de prensa, en Barcelona (Cataluña/España) a 17 de octubre de 2019. 

La Fiscalía Superior de Cataluña ha pedido condenar al exconseller de Interior Miquel Buch a seis años de prisión y 27 de inhabilitación por supuestamente facilitar servicio de escolta al expresidente del Govern Carles Puigdemont en Bélgica.

El escrito de acusación, consultado por Europa Press, atribuye a Buch los presuntos delitos de malversación y prevaricación, y también acusa al sargento de Mossos d’Esquadra Lluís Escolà como cooperador necesario.

El fiscal Pedro Ariche sostiene que Buch decidió facilitar a Puigdemont un servicio de protección en el extranjero con “personas de su estricta confianza a costa del erario público”, para lo que supuestamente nombró a Escolà asesor de la Conselleria para que escoltara al expresidente.

La acusación calcula que el sueldo de Escolà como asesor durante ese tiempo superó los 52.700 euros en total, y sostiene que no hizo funciones de asesor del conseller —tacha sus informes de estar “plagados de generalidades, por corresponderse con la recopilación de otros textos”— y lista 18 viajes a capitales europeas en los que el sargento supuestamente dio protección a Puigdemont.

“Un acto de mera arbitrariedad”

En el escrito, el fiscal afea que Buch designó a Escolà como asesor en sistemas de seguridad en “un acto de mera arbitrariedad” y con la única intención de que escoltara a Puigdemont a pesar de que el Tribunal Supremo (TS) ya le había declarado en rebeldía por no comparecer en la causa por el 1-O.

Para el juicio, que será en la Audiencia de Barcelona, el fiscal propone interrogar como testigos a varios mossos y al entonces director del cuerpo, Andreu Martínez.

También pide interrogar al sucesor de Martínez, Pere Ferrer, que entonces era el jefe de gabinete de Buch, y al ex secretario general del Departamento Brauli Duart.

Para Buch, esto es “una pieza más de la causa contra el independentismo”

Por su parte, Miquel Buch ha defendido en un mensaje en Twitter que esta acusación es sólo “una pieza más de la causa general contra el independentismo”.

“Me piden seis años de prisión y 12 de inhabilitación por nombrar en Interior a un asesor experto en seguridad. Una pieza más de la causa general contra el independentismo. Ellos no paran, pero nosotros tampoco”, ha escrito.

Photo gallery Los rostros del 1-O See Gallery

EL HUFFPOST PARA MEETIC