VIRALES
17/01/2020 18:35 CET | Actualizado 17/01/2020 18:50 CET

La foto con la que algunos están defendiendo el PIN parental es un fake: esta es la realidad

No te lo creas.

TWITTER
Captura de Twitter

Vox ha vuelto estos días a generar un encendido debate al poner como condición sine qua non la aplicación del pin parental para apoyar los presupuestos generales de Murcia para 2020. PP y Ciudadanos han aceptado.

El partido ultraderechista vende el llamado pin parental como una propuesta para evitar el “adoctrinamiento en ideología de género que sufren los menores en los centros educativos en contra de la voluntad y los principios morales de los padres”.

La medida establece que los padres den su autorización previa y expresa ante actividades impartidas por personas ajenas al centro, evitando así aquellas que cuestionarían sus convicciones morales o religiosas.

El Gobierno ya ha advertido este viernes de que “responderá con contundencia” ante el pin parental o cualquier actuación que vulnere los derechos de los menores y ha anunciado que recurrirá por la vía administrativa o judicial las medidas.

“Vulnera el derecho fundamental de los niños a ser educados. Es un instrumento de censura educativa que no podemos tolerar en nuestras escuelas”, ha asegurado Isabel Celaá, ministra de Educación.

La cuestión ha generado un vivo debate y desde cuentas vinculadas a la derecha se han apresurado a defender el pin parental difundiendo una foto que, supuestamente, está tomada en la clase de un colegio.

En ella se ve cómo una docente se sube a una mesa y, con posiciones un tanto obscenas, muestra cómo se utiliza un juguete erótico.

Por ejemplo, una cuenta que parodia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ha difundido en Twitter junto al mensaje: “El #PinParental es muy malo, vulnera los derechos de niños y niñas e impide que puedan dar clases como las de las fotos en la #EscuelaPública. Por un país sin colegios privados ni concertados con títulos gratis para todos y todas”.

Pero esa foto es realmente un fake porque no refleja lo que en teoría parece. En 2014, un grupo fundamentalista católico ya la difundió en Francia afirmando que en ella se veía a alumnos jóvenes asistiendo a una clase de educación sexual. 

Según explicaron en su día medios franceses, quien aparece en ellas es realmente una mujer llamada Carlyle Jansen que imparte clases de sexualidad y placer para adultos en Toronto, Canadá, y también informa sobre formas de prevención de enfermedades de transmisión sexual. 

Y esas fotos en concreto están tomadas durante un curso de educación sexual, ya que esa especialista también da conferencias sobre sexualidad a estudiantes mayores de edad y adolescentes.