POLÍTICA
09/09/2019 17:23 CEST | Actualizado 09/09/2019 17:39 CEST

La foto de la Justicia que indigna por este detalle que NO ha cambiado nada

Ninguna mujer ha estado nunca al frente del Tribunal Supremo ni de ninguna de sus cinco salas, a pesar de ser mayoría en la profesión.

CGPJ
CGPJ

La historia se repite. La foto de la apertura del año judicial vuelve a ser digna del siglo XIX y no de 2019. Se trata de un ejemplo paradigmático del machismo que hay aún en la justicia y de las limitaciones profesionales de las juezas. 

Las juezas son mayoría en la profesión, componiendo hasta un 53,9% de los empleados. Pero ese hecho se sigue invisibilizando año tras año en la foto oficial de la Justicia. “Una foto en blanco y negro que, más propia de otros siglos, que es fiel reflejo de una cúpula judicial masculinizada”, denuncia la  Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE)

En los últimos diez años, el número de magistradas en el Tribunal Supremo ha variado, de 10 a 15, entre un total de 77 integrantes. Además, tampoco ha habido nunca una presidenta de este tribunal o de alguna de sus salas. 

Pasa parecido en las presidencias de los Tribunales Superiores de Justicia, que “no han evolucionado en los últimos 10 años, ya que sólo 1 de 17 presidencias es de una mujer, a pesar de que ya suponen más del 35% en estos órganos”. 

CGPJ
CGPJ

 

“Una presencia anecdótica”

En la Audiencia Nacional, pese a que ya hay un 42’1% de magistradas, solo 1 de sus 4 presidencias tiene nombre de mujer y solo 9 de las 50 presidencias de Audiencias Provinciales, son gobernadas por mujeres. En este caso el avance de género de la última década ha sido de una presidencia. 

“La anecdótica presencia de mujeres en la cúspide de la justicia española se ha convertido en patológica tras cuarenta años de Constitución, y ello redunda negativamente en la calidad de la justicia que pierde representatividad, porque no integra de forma equilibrada, todas las experiencias humanas (masculinas y femeninas), sino solo las de la mitad de la sociedad”, afirman desde la AMJE.

Ello tiene un efecto multiplicador porque las sentencias del Tribunal Supremo se integran en el “ordenamiento jurídico” por la vía de la jurisprudencia, vinculando a más de 5000 jueces y juezas de todas las jerarquías y jurisdicciones.

“Es responsabilidad del Consejo General del Poder Judicial, cumplir con los mandatos legales, recomendaciones y estándares internacionales y ser coherentes con sus propios compromisos, para promover la igualdad efectiva entre mujeres y hombres dentro de la carrera judicial, señalan.

ESPACIO ECO