NOTICIAS
22/01/2021 08:13 CET | Actualizado 22/01/2021 08:16 CET

La Generalitat Valenciana desvela que casi 200 personas se han vacunado antes de tiempo

El presidente Puig ha ordenado no poner la segunda dosis a los políticos que se han colado en la campaña de vacunación.

Emilio Morenatti / ASSOCIATED PRESS
Vacunas de Pfizer-BioNTech contra la Covid-19 preparadas en una residencia de Barcelona. 

Cerca de 200 personas, entre dirigentes políticos, familiares, funcionarios y profesionales sanitarios, han recibido la vacuna del coronavirus en la Comunidad Valenciana, pese a no estar incluidos en los grupos prioritarios establecidos por el Ministerio de Sanidad. Las investigaciones abiertas por el Ejecutivo regional confirman esta violación del protocolo. Muchos de los beneficiarios de la dosis se habrían concentrado en el departamento de Salud de Torrevieja.

La Conselleria está analizando ahora “caso por caso” para verificar todos aquellos que estaban fuera de los grupos de riesgo incluidos en esta primera fase del plan de vacunación y sancionarlos.

Fuentes oficiales citadas por el diario Levante no precisaron si en este grupo hay otros cargos públicos, después de los escándalos que han afectado a diversos alcaldes (Els Poblets, El Verger, Rafelbunyol) y al diputado provincial de Alicante Bernabé Cano, que es alcalde de La Nucia.

Tras esta polémica confirmación, el presidente autonómico, Ximo Puig, ya ha trasladado a la Conselleria de Sanidad la orden de no administrar la segunda dosis a estas personas, entre las que se encuentran alcaldes, concejales, diputados provinciales, familiares y empleados públicos, de acuerdo con fuentes del Ejecutivo autonómico.

“Yo creo que no podemos ir de la teoría de la picaresca a la del desperdicio. Es verdad que probablemente alguna gente ha actuado por ingenuidad o mala fe. Pero en este momento en el que hay que consolidar la credibilidad del proceso de vacunación, no podemos estar con estas cosas”, dijo anoche en Hora 25, de la Cadena SER

No obstante, habla de un “porcentaje mínimo” de vacunas mal suministradas. “Hemos hecho un esfuerzo para vacunar rápidamente. Unos cuantos no van a producir la inmunidad requerida. Es una cuestión ética. Además, no se va a desaprovechar porque irá a una persona que lo necesite, según la estrategia del Ministerio de Sanidad. (...). Probablemente se tendría que haber articulado mejor. Yo creo que después se ha actuado de manera muy potente, se ha hecho un esfuerzo enorme, hemos llegado al 92% la semana pasada. Todo ese esfuerzo no se puede dilapidar con estos comportamientos”, añade. 

¿Qué hacer con los políticos vacunados? Responde que “no se trata de hacer una caza de brujas generalizada”, porque está “convencido” de que “la inmensa mayoría no ha actuado de mala fe”, pero no se puede “dejar resquicios ante una situación que genera intranquilidad. El mayor activo que tenemos ahora mismo es la vacunación”, confirma. 

La Comunidad Valenciana ha administrado hasta este jueves un total de 103.826 dosis de la vacuna contra el coronavirus. De ese total, 101.251 son de Pfizer y 2.580 de Moderna.

Simón: mejor dar la segunda dosis

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, señaló ayer tarde que no administrar la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus a las personas que se han inyectado la primera sin pertenecer a los grupos prioritarios sería caer en el error de cometer “dos fallos seguidos”. 

“Tendrán que asumir la responsabilidad que tengan que asumir, pero consideraría como epidemiólogo que sería un error cometer dos fallos seguidos”, vacunar antes de tiempo en detrimento de otra gente que la necesita “y no poner la segunda”, ha dicho. La falta de administración de una segunda dosis implica la pérdida de efectividad de la primera.

Photo gallery Araceli y Mónica, primeras personas en ser vacunadas de coronavirus en España See Gallery