NOTICIAS
30/03/2019 18:11 CET

La Guardia Civil libera a un secuestrado y lo detiene minutos después

De película.

HuffPost Spain

La Guardia Civil ha detenido en Alicante a un hombre de 45 años sobre el que pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión minutos más tarde de haberle liberado de un secuestro a manos de otros dos varones, que también han sido detenidos por un presunto delito de extorsión, detención ilegal y amenazas, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Las detenciones tuvieron lugar apenas dos horas después de que una mujer denunciara a la Guardia Civil de Crevillent que su marido acababa de ser secuestrado por dos hombres. Tras iniciar un amplio dispositivo, las fuerzas de seguridad detuvieron a los presuntos captores y liberaron a la víctima, aunque solo momentáneamente, pues en cuestión de minutos volvieron a detenerla porque pesaba sobre ella una orden de ingreso en prisión.

Después de que los tres implicados hayan pasado a disposición judicial, los presuntos autores del secuestro, dos varones de 36 y 41 años, han quedado en libertad con una orden de alejamiento. Por su parte, la víctima, de 45 años, se encuentra en prisión por requisitoria judicial atendiendo a la orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por un Juzgado de Alicante.

Secuestro en Albatera

El suceso tuvo lugar después de que la mujer del secuestrado denunciara en la Guardia Civil de Crevillent que su marido acababa de ser introducido en una furgoneta a la fuerza por dos hombres cerca del portal de su casa en el municipio de Albatera porque, según dijo, había contraído una deuda de dinero y sus secuestradores querían cobrársela.

Ante la gravedad de los hechos, la Guardia Civil decidió desplegar “un amplio dispositivo” de localización e intervención que incluía al Equipo de Policía Judicial de Crevillent, a agentes de todas las localidades cercanas en un amplio radio e incluso al equipo de Homicidios, puesto que la mujer “temía por la vida de su marido” por cómo habían actuado sus secuestradores.

Los agentes contaban con pocos datos pero “de relevancia”, entre ellos, el número de matrícula del vehículo con el que se realizó el secuestro y la posibilidad de ubicar la posición del teléfono de la víctima, ya que todavía no había sido apagado.

Apenas dos horas después de que se presentara la denuncia, sobre las 17.00, la furgoneta fue localizada en las inmediaciones de la Plaza del Mar de Alicante, aparcada y vacía en el interior, momento en el que los agentes temieron que se hubiera realizado un cambio de vehículo.

Sin embargo, tras realziar un barrido por la zona, observaron a lo lejos, en la playa, a tres individuos cuya descripción coincidía con lo que estaban buscando. Los agentes tuvieron que acercarse hasta ellos de forma “extremadamente sigilosa” para no levantar sospechas.

Finalmente, la Guardia Civil detuvo a los dos hombres como presuntos autores de los delitos de extorsión, detención ilegal y amenazas y liberó a la víctima, “aunque sólo momentáneamente”, puesto que sobre ella constaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por un Juzgado de Alicante, por lo que también acabó detenido.

ESPACIO ECO