NOTICIAS
27/09/2019 16:06 CEST | Actualizado 27/09/2019 16:13 CEST

La historia de la 'enana asesina' da un vuelco: los malos podrían ser ahora los padres

Medios de todo el mundo se hicieron eco de la historia de una mujer con enanismo que se había hecho pasar por una niña para matar a sus padres.

KRISTIN BARNETT
Natalia Grace

La historia de los padres de EEUU que adoptaron a una niña ucraniana que resultó ser una mujer con enanismo que quería asesinarles ha sido compartida por medios de todo el mundo, tras una entrevista de la madre, Kristine Barnett, con el Daily Mail. Pero ahora ha salido a la luz una segunda versión de la historia de esta pareja imputada por abandono: ni era adulta, ni era asesina. Habrían sido los padres, según las autoridades quienes modificaron su edad para irse a Canadá con su otro hijo y dejarla a ella atrás. 

 Lo que cuenta la madre es mucho más siniestro: sostiene que su hija adoptiva, Natalia Grace, es una mujer adulta y que se hace pasar por una niña para intentar matarles. Les vigilaba por la noche, les echaba lejía en el café e inlcuso, según la versión de la madre, la empujó contra una valla electrificada. 

Cambiaron su ficha de los 11 a los 22 años

 Pero en realidad la historia trata de un montón de informes médicos confusos de distintos años que tratan de determinar la edad de la joven. Se desconoce cómo los Barnett lograron cambiar finalmente su ficha de los 11 a los 22 años pero está demostrado que sometieron a diversos exámenes a la niña para conocer su edad. 

 Uno de estos exámenes, en 2010, estimó que tenía 8 años y otro, en 2011, determina que tendría unos once, según ha podido comprobar el periódico El Confidencial. Un tercer informe señalaría que la niña era una mujer adulta, pero el centro que emitió este último no ha querido confirmarlo. 

Por otro lado, frente a la versión que la madre ha relatado al Daily Mail, el padre —hoy divorciado— admitió a la Policía que la joven Natalia era menor cuando cambiaron su edad en los registros y que la dejaron sola en un piso alquilado para ella en Indiana mientras ellos viajaban con su otro hijo a Canadá. Además, reconoció que su exmujer le dijo a la niña que dijese que tenía 22 años pero que parecía más joven. 

 Su otro hijo: un genio de la Física

 El otro hijo de los Barnett, diagnosticado de autismo, ya era conocido en Indiana por los medios como “niño prodigio” o “Einstein adolescente”. Fue cuando un instituto canadiense se interesó por el chaval cuando los padres decidieron cruzar la frontera sin su otra hija. Kristinne Barnett escribió en 2013 un libro sobre cómo educar a un hijo con autismo, y el pequeño Jacob tuvo su espacio en los medios locales de Indiana. 

YOUTUBE
Kristine Barnett

 

Fue ese año, en 2013, cuando los Barnett habrían abandonado a Natalia en un piso alquilado y se habrían mudado a Canadá con sus otros hijos para que Jacob prosiguiera allí sus estudios

E 2014 la Policía habló con Natalia, que dijo que no veía a sus padres desde hacía un año y se abrió el proceso judicial que ahora los inculpa. Natalia fue acogida por algunos vecinos hasta 2016, cuando abandonó la ciudad en la que estaba para irse a otro condado con una familia nueva, como se puede ver en algunas fotos de este perfil de Facebook

Sus padres adoptivos ahora han pagado una fianza de 5.000 dólares y esperan una sentencia final por negligencia infantil.