POLÍTICA
28/10/2019 08:06 CET | Actualizado 28/10/2019 09:11 CET

La hora de la justicia para Diana Quer

Comienza el juicio contra 'El Chicle', único procesado por el crimen de la joven madrileña.

EFE
El Chicle, declarando durante el juicio.

Son pocas las horas que faltan para que José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle y único procesado por el crimen de la joven Diana Quer, se siente en el banquillo para responder de estos hechos en una vista oral que llega precedida de un intercambio de denuncias entre los padres de la víctima.

Será este martes 29 de octubre cuando el autor confeso de la muerte de este chica madrileña comparezca ante el juez para prestar declaración ante un jurado popular, que se constituirá en la jornada anterior y que será el encargado de emitir un veredicto. 

Todo ello discurrirá en una sala que el encausado ya conoce pues es la misma en la que compareció el pasado mes de abril por el intento de rapto de una joven de Boiro (A Coruña) en diciembre de 2017, unos hechos que fueron los que precipitaron su detención como sospechoso del crimen de Diana Quer.

Por ese caso, El Chicle fue condenado a cinco años y un mes de prisión por los delitos de detención ilegal, consumado, y agresión sexual en grado de tentativa.

Ahora, en este nuevo proceso, la jornada del martes será de especial relevancia para la familia de la víctima mortal, puesto que será el mismo día en el que sus padres, Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel, enfrentados en los últimos tiempos por acusaciones de presuntos malos tratos y denuncias falsas, presten declaración como testigos.

A continuación, durante las jornadas comprendidas entre el 30 de octubre y el 8 de noviembre, desfilarán por los juzgados compostelanos más de 50 testigos y 40 peritos que intentarán dar luz a lo ocurrido en agosto de 2016.

Según se estima, por lo que han informado fuentes judiciales, será la semana del 11 de noviembre cuando se le haga entrega al jurado del objeto de veredicto, tras lo que se iniciará el periodo de deliberación con el fin de emitir un posicionamiento.

Abuín Gey, interno en la cárcel de Mansilla de las Mulas, en León, pero trasladado hace semanas al centro penitenciario de Teixeiro para facilitar su asistencia al juicio en la capital gallega, deberá responder ante la Justicia por la presunta comisión de los delitos de asesinato con alevosía y ensañamiento, detención ilegal y agresión sexual.

Precisamente, dilucidar si Diana Quer sufrió una agresión sexual, como defienden Fiscalía y acusación particular será uno de los puntos clave de la vista oral puesto que esta circunstancia es precisa para que, junto al delito de asesinato, José Enrique Abuín sea condenado a la pena de prisión permanente revisable, la que piden para él la familia de la víctima y el Ministerio Fiscal.

Diana Quer salió el 22 de agosto de 2016 a una fiesta en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), donde veraneaba con su madre, Diana, y su hermana menor, Valeria, romería de la que nunca regresó.

Su cadáver se encontró en el pozo de una antigua fábrica de gaseosas el 31 de diciembre de 2017. Su cuerpo llevaba allí 500 días.

Al ‘Chicle’, según el auto de apertura del proceso, se le enjuiciará por supuestamente haber abordado a la joven de madrugada cuando ella se dirigía a la casa en la que se alojaba por el Paseo Areal.

También por introducirla valiéndose de la fuerza en el maletero de su vehículo para, acto seguido, sujetarla con unas bridas, amordazarla con cinta adhesiva y arrojar su móvil al sobrepasar el puente sobre la ría a la altura del lugar de Taragoña.

Las pesquisas apuntan a que, tras llegar a una nave industrial abandonada situada en el lugar de Asados, en Rianxo, muy cerca de la vivienda que habitan los padres de Abuín Gey, con la muchacha atada, sometida y aterrorizada, la habría violado.

Ya con posterioridad, la habría estrangulado y arrojado el cuerpo a un pozo lleno de agua para, pasados unos días, hundirlo con unos bloques a fin de evitar que emergiese.

Una vez se vio capturado, condujo él mismo a los investigadores a ese lugar, hecho indispensable para dar con el cadáver.

“Nada hará justicia”

El empresario Juan Carlos Quer, padre de Diana, una joven madrileña de 18 años asesinada, ha confesado que, pese a que el juicio es inminente, pues este lunes se constituye el jurado popular y el martes da comienzo la vista, nada “hará justicia” a su hija, cuyo “socorro” dice escuchar cada noche.

En su cuenta oficial de Twitter, ha escrito: “Diana, comienza el juicio contra tu asesino confeso”, en alusión al único procesado, José Enrique Abuín Gey alias el Chicle, que guió a los investigadores hasta el pozo en el que escondió el cuerpo de esta chica, que salió a una verbena y jamás regresó a su casa de veraneo en A Pobra do Caramiñal (A Coruña).

Y prosigue Quer: “No se te hará justicia porque ninguna condena te devolverá la vida. Cada noche escucho tus gritos de socorro desde el interior del maletero de aquel coche”, un vehículo que pertenecía al hombre que se sentará en el banquillo y en el cual presuntamente la condujo hasta una antigua fábrica de gaseosas sin actividad del vecino municipio de Rianxo.

Juan Carlos Quer concluye el texto, que acompaña con una foto de su hija mayor, del siguiente modo: “Cada noche siento más tu muerte que mi vida”.

Photo gallery Los protagonistas del caso Diana Quer See Gallery