ECONOMÍA
15/05/2020 11:43 CEST

La industria del lujo ante su peor escenario

Todo apunta a fuerte caída de ventas a nivel mundial.

NurPhoto via Getty Images

Hay un informe que, cada tres meses, aquellos a los que nos gusta hacer un seguimiento del mundo del lujo esperamos como ‘agua de mayo’. Y nunca mejor dicho. El Informe de Bain &Co, la consultora especializada en el sector es un termómetro de lo que nos vamos a esperar en los meses siguientes. Y último no es nada bueno. El titular se resume en una caída de global, mundial, de la venta de bienes y productos de lujo de entre el 50% y el 60% en el segundo trimestre del año.

Para el tercer trimestre las perspectivas no son tampoco halagüeñas “a pesar de los signos de recuperación del mercado chino”.  La crisis del coronavirus que comenzó en China y que se ha extendido por todo el mundo está afectando a todos los sectores, una vez que la única decisión razonable para mantener el derecho a la vida y a la atención sanitaria es parar los países.

El sector del lujo tampoco está vacunado. De él dependen solo en España unas 170.000 personas. Un sector que engloba artesanos, orfebres, perfumistas, costureros, zapateros, expertos en marroquinería… El lujo es mucho más que una marca, es una forma de entender la vida, empezando por el oficio que lo fabrica con un valor añadido difícilmente comparable a cualquier otro sector.

Las tiendas del sector han cerrado en medio mundo, el desarrollo de las plataformas de internet para muchas empresas está suponiendo que no se desplomen las ventas totalmente, pero hay muchas otras pequeñas pymes que sencillamente no tienen pulmón financiero para abordar, ya no solo la venta online, si no el alcance de sus clientes en la red. Con la disminución de las ventas de abril a junio, que se suma a una caída estimada del 25% en los primeros tres meses del año, Bain considera que las ventas mundiales de bolsos de lujo, ropa y cosméticos se reduzcan entre un 20% y un 35% en 2020, en comparación con un año anterior.

La consultora advierte que hasta 2022-23 no veremos que los ingresos vuelvan a los niveles de 2019. En ese año, el sector mundial, según Bain totalizará unas ventas mundiales  de 281 mil millones de euros. McKinsey , en su informe está en línea con Bain, y ve en el sector una contracción de entre un 35% y un 39% este año. Según McKinsey,“si las tiendas permanecen cerradas durante dos meses, aproximadamente el 80% de las compañías de moda que cotizan en bolsa en Europa y América del Norte estarán “en un estado de dificultades financieras”. 

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS