Sofía, la reina liberada: sus días más ajetreados

La emérita recibió en abril la segunda dosis de la vacuna y desde entonces no ha parado.
La reina Sofía en Lipsi, Grecia
La reina Sofía en Lipsi, Grecia

Hace un año la reina Sofía contemplaba en la sombra cómo se sucedían las informaciones sobre los supuestos escándalos del rey Juan Carlos I. Ajena a la figura de su marido ya que hacían vidas separadas desde hace años, la emérita se refugiaba en su círculo de confianza en Mallorca mientras el padre de Felipe VI huía a Abu Dhabi.

Ahora, liberada de la sombra del emérito y vacunada con la pauta completa, la reina Sofía está más ocupada que nunca y las citas en su calendario se suceden una tras otra. Después de recibir la segunda dosis en un centro de salud cercano a Zarzuela, la reina reapareció en una reunión con la Federación Española de Parkinson haciendo un guiño a Felipe de Edimburgo, fallecido unos días antes.

Sus compromisos han traspasado las puertas de palacio e incluso se ha visto a la emérita recogiendo basura en la localidad madrileña de Rivas. Doña Sofía formó parte de la expedición del ‘Proyecto libera’, puesto en marcha por Seo/Bird Life y Ecoembes, que se dedica a limpiar los entornos naturales como bosques, playas, ríos o embalses. No es la primera vez que la emérita colabora con ellos, por lo que la ONG ha agradecido su apoyo constante.

Este mes de junio está siendo especialmente movido para la emérita, marcado por los viajes familiares. El primero, a Grecia. Doña Sofía se desplazó a su país natal con la fundación que lleva su nombre para participar en una serie de actos. La apretada agenda incluyó la visita a un santuario marino y el regreso al palacio real de Atenas, símbolo de la monarquía griega y donde celebró su boda con Juan Carlos I.

La reina estuvo en todo momento acompañada por su hermana Irene y por representantes del gobierno griego, que han agradecido a la emérita su presencia en el país.

Con Irene de Grecia, en un concierto para celebrar el cumpleaños de su hermano Constantino
Con Irene de Grecia, en un concierto para celebrar el cumpleaños de su hermano Constantino

Después de regresar y pasar unos días en Madrid, la reina Sofía volvió a Atenas para celebrar el cumpleaños de su hermano Constantino en familia. Los hermanos acudieron a un concierto Zubin Mehta, un director de orquesta ligado a la familia real griega. Durante esa segunda estancia en Grecia, los fotógrafos también captaron a la madre de Felipe VI de compras en unos grandes almacenes conocidos como el Harrods de Atenas.

La emérita, de compras
La emérita, de compras

Y de Grecia a Ginebra. Según informó la revista ¡Hola! la emérita voló directamente desde la capital griega hasta Suiza el 16 de junio para celebrar el cumpleaños de la infanta Cristina en familia.

Esta semana, ya de vuelta en Madrid, Doña Sofía ha retomado sus compromisos como miembro activo de la Casa Real y no tiene planes de quedarse tomando el sol en Zarzuela. La emérita acudirá este martes al concierto de fin de curso de la Escuela Superior de Música Reina Sofía y el viernes viajará hasta Mérida. Allí disfrutará de otro concierto en el Teatro Romano, con motivo de la celebración de las Ciudades Patrimonio.

Además de seguir con compromisos oficiales, la reina emérita viajará a Palma en julio, donde se previsiblemente se quedará hasta finales de agosto. Allí estará acompañada de su hermana Irene y se espera que algunos de sus nietos pasen algunos días en la isla. Los reyes, Leonor y Sofía llegarán a Mallorca el último fin de semana de julio, coincidiendo con la Copa del Rey de vela.

La reina Sofía abrazando animales