POLÍTICA
29/01/2019 10:31 CET | Actualizado 29/01/2019 10:31 CET

La íntima revelación de Rajoy a De la Morena: "Me ha costado muy poco convertirme en un ciudadano normal"

"Se lo digo con absoluta franqueza".

EFE
EFE

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha desvelado, en una charla muy personal con el periodista de Onda Cero José Ramón de la Morena, lo poco que le ha costado convertirse en un ciudadano normal, después de que el pasado 1 de junio fuera desalojado de La Moncloa por una moción de censura promovida por el PSOE: "A mí me ha costado muy poco convertirme en un ciudadano normal, se lo digo con absoluta franqueza. Es decir, yo el 31 de mayo me fui a dormir a mi casa y el 1 era sábado... y no me ha costado y estoy muy a gusto", ha reconocido Rajoy, quien ha dejado claro que su calidad de vida en la actualidad "es mejor".

Para Rajoy, "la presidencia del Gobierno es una gran honor, porque es tu país, pero son muchos los inconvenientes, la presión, hay que tomar decisiones difíciles que no siempre la gente entiende" y, en definitiva, "es una responsabilidad de enorme complejidad, es muy difícil".

"¿Te sientes extraño cuando llegas a tu casa y no es La Moncloa?", le ha preguntado entonces De la Morena. Rajoy, en su línea, ha argumentado que si bien es cierto que no tiene nada que ver su casa con La Moncloa, "yo vivo ahora a cinco minutos de allí y veo los mismos sitios": "En La Moncloa estaba a gusto y, sin perjuicio de tener que trabajar en la vida, hay que ser positivo. Siendo positivo se puede ser feliz y ahora estoy contento y cómodo", ha defendido.

El expresidente, preguntado por De la Morena sobre la soledad que podría sentir tras dejar la presidencia, ha negado que en la actualidad se sienta solo. "¿Pero no es lo mismo que estar siempre rodeado de gente?", ha insistido el periodista, a lo que Rajoy ha abierto su corazón sin medias tintas: "Pero en los momentos difíciles no te creas que estás muy acompañado siendo presidente del Gobierno. Siempre hay decisiones que tiene que tomar uno y no queda el recurso de mirar hacia arriba porque no hay nadie allí", ha explicado.

Asimismo, Rajoy ha afirmado que está acostumbrado a sentirse observado, y que la gente se porta muy bien con él: "Habrá mucha gente a quien no le guste, pero tienen el detalle de no contármelo. Yeso es muy satisfactorio", ha explicado con su retranca habitual.

Rajoy ha rememorado su época de presidente, cuando no podía hacer la compra, ir a un bar o ir a un restaurante, si bien ha reconocido que él siempre tuvo claro que "eso es una etapa en la vida y eso le pasa a todos y es así": "Además es algo voluntario", ha matizado.

Preguntado por De la Morena sobre su percepción de la realidad como ciudadano normal, el expresidente ha opinado que "es difícil ver las cosas diferentes a como las veía como presidente": "Antes tenía mucha más información. Ahora veo las noticias. Aunque cuanta más información tienes es más fácil interpretar las cosas", ha reflexionado. .

En cuanto a su gran pasión, el fútbol, Rajoy ha afirmado que no ha ido al estadio, aunque es abonado (del Real Madrid), si bien no tardará en ir porque asegura que el apetece: "El ante y el post me lo pasaba bien".

"El deporte ha sido el gran analgésico de este país... en la crisis, por ejemplo, la Eurocopa o el Mundial nos anestesió", le ha comentado De la Morena al expresidente, quien ha matizado que "anestesia no sé... pero sí fueron fuente de satisfacción en un momento difícil".

"¿Cuándo Rajoy se afeita se reconoce?", le ha preguntado entonces el periodista de Onda Cero. "Tengo unos cuantos años más, pero me reconozco. Mis amigos son los mismos que tengo desde hace muchos años, y yo soy muy parecido a cómo era cuando llegué a la presidencia", ha asegurado.

APRENDE A USAR TU DINERO