POLÍTICA
25/09/2020 16:35 CEST | Actualizado 25/09/2020 17:31 CEST

El TSJM da luz verde a los confinamientos selectivos de Díaz Ayuso en Madrid

El máximo organismo judicial autonómico ha ratificado las restricciones de movilidad para las primeras 37 zonas básicas de salud; serán 45 a partir del lunes.

PIERRE-PHILIPPE MARCOU via Getty Images
Vecinos de Carabanchel, uno de los distritos más afectados de Madrid, protestan contra las medidas

Luz verde al plan de Isabel Díaz Ayuso. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ratificado las medidas de limitación de la movilidad en 37 zonas de salud de toda la comunidad acordadas por el Gobierno regional para controlar el impacto del coronavirus, según han adelantado fuentes del Ejecutivo a Europa Press.

El jueves por la mañana, la Fiscalía había remitido un escrito al TSJM en el que se posicionaba a favor del confinamiento selectivo y planteaba al tribunal la idoneidad de que ratificase el plan gubernamental. Para el Ministerio Público, “tiene todo el sentido que los avatares de la enfermedad” no estén “continuamente obligando a que se decrete el estado de alarma, al menos para las restricciones de derechos que no revistan particular intensidad”.

La Fiscalía también mostraba al TSJM, en un escrito dirigido a la Sala de lo Contencioso Administrativo su posición favorable a la restricción del número de personas en las reuniones, que no podrán ser más de seis, en toda la región, esté confinada la localidad o no. Dado que no limita el derecho de reunión, apuntaba el mismo órgano, no era necesaria ni la ratificación judicial.

Desde entonces, los cinco magistrados de la Sala Octava de lo Contencioso-Administrativo, la Sección competente en resoluciones jurídicas que afectan a derechos fundamentales, habían estado reunido para “deliberar”, un debate que se alargó durante todo el jueves y ha llegado a primera hora de la tarde del viernes.

Un voto particular discrepante

La resolución cuenta con un voto particular de una magistrada que “con el máximo respeto” discrepa “con la parte dispositiva del auto recaído y su fundamentación”. La magistrada considera que se debe denegar la ratificación de la medida que contiene el punto 2, “al no apreciar el criterio mayoritario acogido acerca de que la asistencia a los lugares de culto forma parte del contenido esencial del derecho a la libertad religiosa y de culto, que la medida de limitación de aforo es restrictiva [...] y que la limitación del aforo al tercio establecido, por estar huérfana de motivación, no respeta el principio de proporcionalidad que obliga a la Comunidad de Madrid”.

El TSJM señala que, si la administración sanitaria decidiera prorrogar dichas medidas, deberán solicitar la ratificación de la ampliación a este mismo tribunal. En el auto, los jueces recuerdan que “será la intensidad de la limitación de los derechos fundamentales concernidos, la que condicionará en cada caso la exigencia de utilizar otros instrumentos jurídicos más idóneos desde una perspectiva constitucional”.

Vía libre a las multas

La medida llega cuatro días después de que entrase en vigor el confinamiento selectivo de las zonas más afectadas por la pandemia en Madrid capital y otros municipios, a juicio del Ejecutivo autonómico. 

Con el visto bueno del máximo organismo judicial autonómico podrán hacerse efectivas las multas previstas contra quien incumpla las restricciones de movilidad entre zonas afectadas, que habían quedado en suspenso desde el miércoles por la falta de ratificación legal.

El lunes habrá nuevas zonas limitadas

El propio gabinete de Díaz Ayuso había dejado caer a lo largo de la semana que las 37 áreas con limitaciones de entrada y salida se aumentarían. Este mismo viernes han anunciado otras ocho zonas afectadas, con lo que ya serán 45 las implicadas en las limitaciones, lo que supone algo más de un millón de habitantes.. 

La elección de las primeras 37 zonas básicas de salud, una medida adoptada “por criterios epidemiológicos y no ideológicos” como explicó la propia Díaz Ayuso, generó multitud de críticas por tratarse de una restricción “discriminatoria” con los barrios y puntos menos desarrollados de la comunidad, como han denunciado la oposición y vecinos afectados.

El ‘corte’ propuesto por Madrid estaba en una incidencia acumulada de 1.000 casos sobre 100.000 habitantes; sin embargo, el cálculo no ha sido del todo preciso y varias áreas por encima de ese dato no han sido confinadas inicialmente, aunque sí podrían serlo a partir de la próxima semana.

NUEVOS TIEMPOS