NOTICIAS
27/06/2019 21:18 CEST | Actualizado 27/06/2019 21:34 CEST

La Justicia prohíbe al fondo buitre FIDERE comerciar con las viviendas que le vendió el Ayuntamiento de Madrid de Ana Botella

La causa contra la exalcaldesa había sido archivada en enero de este año.

Getty Editorial

El Juzgado de Instrucción n.º38 de Madrid ha prohibido al fondo buitre FIDERE alquilar o vender ninguna de las 1.860 viviendas públicas que adquirió en 2013 de la Empresa Municipal de la Vivienda, perteneciente al Ayuntamiento de Madrid, por entonces regido por Ana Botella. 

Según el auto de medidas cautelares que ha adelantado la Cadena SER, la única vía para que se realice alguna operación con ellas es que FIDERE haga constar de manera expresa que esas casas están sometidas al “destino de una causa penal” abierta en los tribunales. 

El Juez ha impuesto además una fianza de 29 millones de euros en concepto de responsabilidad civil a los dos presuntos responsables de esa operación, Fermín Oslé, antiguo gerente de la EMVS, y Alfonso Benavides, el apoderado de FIDERE. 

La Audiencia Provincial ordenó en mayo reabrir esta causa penal que la justicia ordinaria había archivado en enero de este año por presuntos delitos de malversación de caudales públicos y de prevaricación, basándose en una sentencia del Tribunal de Cuentas que condenaba a la exalcaldesa Ana Botella y a su Junta de Gobierno a pagar 23 millones de euros para reparar el daño.