INTERNACIONAL
13/01/2022 12:07 CET

La justicia universal se impone: histórica condena en Alemania a las torturas Assad en Siria

Cadena perpetua para el exresponsable del espionaje sirio por cometer crímenes contra la humanidad como asesinato, tortura, privación grave de libertad y violación.

BERND LAUTER via Getty Images
Yasmen Almashan, miembro de una asociación de víctimas, sostiene fotos de algunos de los torturados del régimen sirio, ante la Audiencia Territorial de Coblenza.

Un tribunal alemán condenó este jueves a cadena perpetua por torturas al antiguo alto mando de los servicios secretos sirios Anwar Raslan, procesado en el primer juicio internacional contra presuntos responsables de crímenes del régimen del presidente Bachar al Assad. Todo un logro de la justicia universal

La Audiencia Territorial de Coblenza (sur) declaró culpable al acusado, de 58 años, de cometer crímenes contra la humanidad “en forma de asesinato, tortura, privación grave de libertad, violación, agresión sexual”.

En concreto, el tribunal de asesinato en 27 casos; lesiones físicas graves, en 25; violación particularmente grave y agresión sexual, en dos; privación de libertad de más de una semana, en 14; secuestro, en dos; y abusos sexuales de presos, en tres.

El juicio se celebró basado en el principio de Justicia universal, al que Alemania se adhirió en 2002. Se trata de un proceso que puede sentar precedente para la rendición de cuentas que demandan gobiernos y activistas por los crímenes por el régimen sirio durante la guerra civil.

En febrero de 2021, la Audiencia Territorial de Coblenza ya había condenado a cuatro años y medio de prisión a Eyad Alghareib, exmiembro de la inteligencia militar siria, por complicidad en torturas sistemáticas, que el tribunal pudo probar en treinta casos.

La de Alghareib fue la primera condena en el mundo por crímenes de lesa humanidad en Siria.