NOTICIAS
22/07/2021 16:29 CEST | Actualizado 22/07/2021 16:33 CEST

Entrar en el Olimpo no es fácil: qué tiene que pasar para que un deporte sea olímpico

Hay decenas de disciplinas, con sus federaciones detrás, que aspiran a formar parte de ese gran escaparate mundial.

Yuichi Yamazaki via Getty Images
Anillos olímpicos situados en Tokio.

Es el ‘Olimpo’ del deporte y nadie escapa de su poder. Miles de deportistas sueñan a diario con coronarse en los Juegos Olímpicos, pero no son los únicos a los que les quita el sueño. Sin hacer tanto ruido, en cada cita hay decenas de disciplinas, con sus federaciones detrás, que aspiran a formar parte de ese gran escaparate mundial. Pero entrar en el club de los ‘olímpicos’ no es nada fácil.

Para decidir los que entran en este particular ‘valhalla’, el Comité Olímpico Internacional (COI) cuenta con una serie de condiciones o características —recogidas en la Carta Olímpica— que una actividad debe reunir si quiere formar parte de la competición internacional.

Juan Manuel Surroca, periodista especializado en temas olímpicos y miembro del Centro de Estudios Olímpicos de Barcelona, afirma, en declaraciones a El HuffPost, que los JJOO son “el escaparate más universal del deporte mundial”.

Por este motivo, cualquier deporte querría entrar en el ‘club’ y cada año más disciplinas se postulan como candidatas. Entre ellas, nuevas modalidades que buscan acercar al público joven. “El COI sabe que viene una generación totalmente distinta a la anterior y que tiene que ir adaptando el programa deportivo a los gustos de la gente de ahora”, añade.

Sin embargo, cumplir con los requisitos no asegura su inclusión en la lista de los elegidos, ya que únicamente 35 deportes pueden entrar a formar parte del campeonato. Pero el catálogo deportivo suele ser más amplio, ya que dentro de una actividad existen distintas disciplinas. Así, el total de categorías para los JJOO de Tokio 2021 son 50.

El COI sabe que viene una generación totalmente distinta a la anterior y que tiene que ir adaptando el programa deportivo a los gustos de la gente de ahoraJuan Manuel Surroca, periodista especializado en temas olímpicos y miembro del Centro de Estudios Olímpicos de Barcelona

La primera de las exigencias es que cumpla con las normas de la Carta Olímpica y con el Código Mundial Antidopaje. Además, todas las actividades deben estar regidas por las Federaciones Deportivas Internacionales (FI) que se encuentran en el programa deportivo.

Por otra parte, el deporte electo debe ser ampliamente practicado. En el caso de los juegos de verano, las actividades deben practicarse en 75 países y 4 continentes por hombres y en un mínimo de 40 países y 3 continentes por mujeres. Respecto a los JJOO de Invierno, tiene que estar presente en 25 países y 3 continentes, sin diferenciar entre hombres y mujeres.

En el caso de que se cumplan estas exigencias, el COI valorará los deportes candidatos a entrar en los Juegos Olímpicos. Por último, será sometido a votación durante una sesión del comité para aceptar su entrada en el programa. Además de las condiciones de la entidad internacional, el país organizador puede proponer que se incluyan o eliminen categorías en función de su fortaleza en la misma o de las condiciones climáticas o económicas.

La lista de deportes preseleccionados para la competición olímpica fueron 26, aunque solo cinco consiguieron el visto bueno. Así, los deportes afortunados que han conseguido colarse en el campeonato de Tokio son karate, escalada deportiva, surf, skateboarding y béisbol/sóftbol. Estos se suman a la lista de deportes que ya había en Río 2016.

Almudena Muñoz, directora de comunicación de la Real Federación Española de Karate (RFEK) y exmiembro del equipo nacional, celebra la entrada de este deporte en los JJOO de este verano.

Tu techo ya no está en ser el mejor del mundo, sino en ser un campeón olímpicoAlmudena Muñoz, directora de comunicación de la RFEK y exmiembro del equipo nacional

Muñoz considera que es muy beneficioso formar parte del programa olímpico para promocionar el karate, ya que puede generar “interés mediático” y dar visibilidad. Además, para los deportistas, según detalla, es una oportunidad porque les pone en el foco de los patrocinadores y de cara a recibir becas.

A nivel deportivo, destaca que genera expectativa de competición. “Tu techo ya no está en ser el mejor del mundo, sino en ser un campeón olímpico y esto es un plus para animar a la gente a que practique este deporte”.

El problema es que nadie quiere salir ni desaparecer del programa olímpicoPaloma del Río

Paloma del Río, periodista de TVE, explica que el comité ha dado un paso al frente para reactivar el programa olímpico. Así, en el año 2010, el COI creó los Youth Olympic Games (YOG). En esta plataforma, la organización “va lanzando deportes que practican los jóvenes para ver el resultado que tienen de cara a las audiencias televisivas”. 

Este proyecto ha surgido, según asegura Del Río, para llamar la atención de los jóvenes. Sin embargo, “el problema es que nadie quiere salir ni desaparecer del programa olímpico y para no echar a nadie rebajan o agrupan las categorías de algunas actividades como en boxeo o halterofilia”.

Otros deportes que han intentado ser olímpicos

Otro caso es el del ajedrez, que a estas alturas ya nadie lo considera un simple juego de mesa: requiere de estrategia, gran concentración y visión sobre el tablero. Así, el COI le brinda el reconocimiento que merece y lo califica como un deporte desde el año 2000.

Además, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) está reconocida por el Comité como el máximo organismo en el mundo del ajedrez. Sin embargo, nunca ha conseguido entrar en la lista de deportes de unos Juegos Olímpicos, aunque no deja de intentarlo, ya que llevan postulándose desde el año 2004. Tokio 2021 y Paris 2024 tampoco contarán con esta actividad en su calendario deportivo.

Otros deportes que se han quedado a las puertas de la gloria y que finalmente han sido rechazados son billar, bolos, bridge (un juego de naipes), floorball, disco volador, korfball, netball, polo, raquetbol, squash o sumo. 

Por otra parte, los deportes que han formado parte de los JJOO no tienen asegurada su permanencia en las competiciones futuras. Una medida que han sufrido en sus propias carnes muchas disciplinas como el golf, el rugby el futbol americano, el críquet, la pelota vasca o el lacrosse.

El kárate, que estará presente en Tokio 2021, no formará parte de París 2024, un “mazazo” que no comprenden desde la RFEK. “Es una faena, hemos peleado por no salir, pero el comité de París ha decidido dejarnos fuera, aunque lo seguiremos intentando”, afirma Almudena Muñoz.

Además, cree que en Tokio —cuna del karate— se van a “volcar mucho en que el karate sea uno de los deportes estrella de estos JJOO y estoy segura de que lo será”. Se trata de un arte marcial que, según comenta, tiene 100 millones de practicantes. Por este motivo, considera que podrían “arrepentirse” en París de haber decidido dejar fuera el kárate.

eSports

Los eSports son otro sector que aspira a formar parte de la competición de los cinco anillos. En los últimos años, han ido ganando peso en la sociedad hasta hacerse un hueco entre las competiciones más importantes del mundo con millones de fans. Tanto los ingresos y patrocinadores como la audiencia no han dejado de crecer y esto ha provocado que el rumor de que dicha industria debería entrar a formar parte de los JJOO haya ido aumentan hasta situarse en el radar del COI.

La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) relata que los eSports son una categoría genérica que se refiere a competiciones de videojuegos de géneros distintos, que exigen habilidades distintas y con formas de competición distintas.

Así, este sector tiene ciertas áreas comunes con el deporte, como su nivel de penetración social o su espíritu de competición y espectáculo, “si bien son realidades totalmente diferentes en la práctica y organización”. Las bases del deporte son asociativas y territoriales, mientras que la industria de los eSports es económica (todos los actores son empresas) y global, al estar basada en internet, indicen desde la asociación.

A pesar de que no han entrado en la lista de deportes, han conseguido un espacio en la cita olímpica. Así, el pasado 13 de mayo comenzó la Serie Olímpica Virtual (OVS) que ha servido de antesala a la celebración de la competición internacional.

Desde el organismo consideran que la presencia de los videojuegos en el contexto de un nuevo evento del Comité Olímpico Internacional es una buena oportunidad para los títulos involucrados y para la industria de los videojuegos. Sin embargo, “no es indicativo de que los videojuegos deban considerarse deporte”, matizan. 

Yo entiendo los JJOO como una competición sobre tu esfuerzo y los eSports no tienen nada que verPaloma del Río, periodista de TVE

Sobre esta industria, Surroca opina que son una actividad con “mucho impacto social” y desde el comité tratan de darles visibilidad porque “saben que son muy importantes”.

Por el contrario, Del Río afirma que no tiene sentido. “Yo entiendo los JJOO como una competición sobre tu esfuerzo. Al final, los eSports creo que no tienen nada que ver con lo que es la esencia de los Juegos Olímpicos, que es la competición, el sudor, el tiempo, la altura. Esta periodista recuerda el lema “famoso” del campeonato: más alto, más lejos y mas fuerte. “Y en los eSport eso no se da”, sentencia.

  • Una ceremonia casi espartana. Londres 1908
    Una ceremonia casi espartana. Londres 1908
    GETTY IMAGES
    Aunque las primeros Juegos Olímpicos se celebraron en Atenas (1896), las primeras ceremonias inaugurales tenían más semejanzas a la militarista Esparta, y en ellas había poco lugar para la fiesta. La de los IV Juegos Olímpicos celebrados en Londres en poco o nada se parecen a las presentaciones más recientes.
  • Hasta por los aires. Los Ángeles 1984.
    Hasta por los aires. Los Ángeles 1984.
    GETTY IMAGES
    Poco a poco las Ceremonias de Apertura no solo daban el pistoletazo de salida a la competición sino que también servían como carta de presentación para la ciudad y el país anfitrión. En la apertura de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, boicoteados por la URSS y muchos de sus países satélite, hubo hasta un hombre cohete.
  • El deseo de todos. Atenas 1896
    El deseo de todos. Atenas 1896
    GETTY IMAGES
    Aunque para muchos deportistas el simple echo de acudir a los Juegos Olímpicos es ya un hito en su carrera, todos acuden con un objetivo en la cabeza: colgarse una presea de oro al cuello. A finales del siglo XIX los mejores en los primeros Juegos Olímpicos modernos celebrados en Atenas 1896 se llevaron a casa estas medallas.
  • El decoro antes que la comodidad o la eficacia. Londres 1908
    El decoro antes que la comodidad o la eficacia. Londres 1908
    GETTY IMAGES
    Al comienzo del siglo XX, la práctica del deporte era algo más o menos novedoso y el desarrollo de los complementos como la ropa deportiva era mínima, sobre todo en el caso de las mujeres, como demuestra esta imagen de participantes en una competición de tiro con arco en los Juegos Olímpicos de Londres 1908, los cuartos de la historia.
  • El primer santuario de los deportistas. París, 1924
    El primer santuario de los deportistas. París, 1924
    GETTY IMAGES
    En los Juegos Olímpicos de París 1924 se construyó su primera Villa Olímpica en la que se instalaron los atletas. Frente a las rudimentarias casetas construidas a las afueras de la capital francesa los deportistas contemporáneos se instalan lujosos complejos en los que generan casi tanta expectación como la construcción del estadio.
  • Oportunidad para hacer propaganda política. Berlín 1936
    Oportunidad para hacer propaganda política. Berlín 1936
    GETTY IMAGES
    Muchos regímenes han usado los Juegos Olímpicos para hacerse ver a nivel internacional. Posiblemente la primera vez que se utilizó el evento como parte del aparato propagandístico de un estado fue en Berlín 1936, cuando la como la Alemania Nazi pretendió usar los el encuentro como una reafirmación de la superioridad de la raza aria.
  • La humillación de la raza aria. Berlín 1936
    La humillación de la raza aria. Berlín 1936
    GETTY IMAGES
    Contra todos los preceptos del nazismo el estadounidense Jesse Owens no dio opciones a sus rivales en la final de los 100m lisos de Berlín 1936.
  • Odiado por la política, querido por la afición. Berlín 1936
    Odiado por la política, querido por la afición. Berlín 1936
    Afionados alemanes piden autógrafos al estadounidense Jesse Owens tras su victoria en los 100m lisos de los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, marcado por la propaganda Nazi.
  • También se han hecho reivindicaciones sociales. México 1968
    También se han hecho reivindicaciones sociales. México 1968
    GETTY IMAGES
    Los medallistas estadounidenses de 400 metros lisos winning, Lee Evans (oro), Larry James (plata) y Ron Freeman (bronce) aparecen con tres boinas negras en honor a sus compatriotas Tommie Smith y John Carlos, que fueron sancionados por hacer el saludo de Black Power mientras sonaba su himno durante la entrega de medallas de 200 metros en México 1968.
  • Técnicas superadas. Tokio 1964
    Técnicas superadas. Tokio 1964
    GETTY IMAGES
    El soviético Valery Brumel fue el último campeón de salto de altura con la técnica de 'tijera'. Por ese entonces, los atletas trataban de superar el listón lanzando las piernas por delante del cuerpo.
  • La revolución Fosbury. México 1968
    La revolución Fosbury. México 1968
    GETTY IMAGES
    El estadounidense Dick Fosbury fue el primero en ejecutar el salto de altura impulsándose de espaldas. A partir de ese momento todos copiarían su técnica.
  • Hasta a los campeones les cuesta ganar. Seúl 1988
    Hasta a los campeones les cuesta ganar. Seúl 1988
    GETTY IMAGES
    El soviético/ucraniano Sergei Bubka, que dominó el salto de pértiga en los años 80 y 90 solo pudo ganar una medalla de oro olímpica, en los Juegos Olímpicos de 1988.
  • La ley del más fuerte. Berlín 1936
    La ley del más fuerte. Berlín 1936
    GETTY IMAGES
    Dos luchadores pelean durante los Juegos Olímpicos de Berlín 1936.
  • Deportes que se quedaron por el camino. Londres 1908
    Deportes que se quedaron por el camino. Londres 1908
    Ha habido muchos deportes que pese a que estuvieron presentes en algunos Juegos Olímpicos no consiguieron entrar en el programa permanente, como el polo en bici que estuvo en los Juegos de Londres de 1908.
  • Otros van y vuelven. París 1924
    Otros van y vuelven. París 1924
    Getty Images
    El rugby compitió en cuatro Juegos Olímpicos los últimos los de París 1924, este año en Rio volverá, aunque en su modalidad de Rugby a Siete, que juegan siete jugadores por equipo y no 15.
  • Una de las últimas medallas de la URSS. Seúl 1988
    Una de las últimas medallas de la URSS. Seúl 1988
    GETTY IMAGES
    Tras décadas en las que la política y la Guerra Fría afectaron a los Juegos Olímpicos, como los boicots de Los Ángeles 1984 y Moscú 1980, en Seúl 1988 el equipo de baloncesto de la URSS ganó una de los últimos oros para el país soviético tras derrotar a Yugoslavia en la final.
  • La perfección rumana. Montreal 1976
    La perfección rumana. Montreal 1976
    GETTY IMAGES
    La rumana Nadia Comaneci consiguió el único 10 con su ejercicio de gimnasia rítmica, la máxima puntuación posible, en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976.
  • Ángeles caídos. Seúl 1988
    Ángeles caídos. Seúl 1988
    GETTY IMAGES
    Ben Jonhson fue uno de los grandes casos de dopaje y perdió su medalla de oro en los 100 m lisos de los Juegos Olímpicos de Seúl por estanozolol.
  • Héroes pese a la derrota. Sydney 2000
    Héroes pese a la derrota. Sydney 2000
    GETTY IMAGES
    El ecuatoguineano Eric Mussambani se ganó el cariño de casi todo el mundo cuando sufrió lo indecible para completar la prueba de 100 metros libres en 1 minuto 52,72 segundos, más del doble que sus competidores más rápidos e incluso superior a la plusmarca mundial de 200 metros. El nadador se ha convertido en un símbolo de superación y ha participado en muchas campañas publicitarias.

DE EXPERTO A EXPERTO