ECONOMÍA
16/04/2019 23:19 CEST | Actualizado 09/05/2019 16:48 CEST

La mentira de Cayetana Álvarez de Toledo: "Vamos a bajar todos los impuestos"

La candidata del PP se olvida del IVA, el segundo impuesto que más recauda en España.

Cayetana Álvarez de Toledo, candidata del PP por Barcelona, ha mentido este martes en el debate a seis celebrado en RTVE. “Vamos a bajar todos los impuestos”, ha afirmado en respuesta a la ministra de Hacienda y representante del PSOE, María Jesús Montero

Esta afirmación no es cierta. Pablo Casado ha prometido una “revolución fiscal” si llega al palacio de La Moncloa. Las promesas de bajadas de impuestos del PP vienen recogidas entre los puntos 19 y 30 del programa:

  • Situar el tipo máximo del 40% en el IRPF.
  • Rebajar el Impuesto de Sociedades, con un tipo máximo por debajo del 20%. 
  • Suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para las transmisiones entre padres e hijos y entre cónyuges.
  • Eliminar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para las hipotecas para la vivienda habitual.

Los conservadores han calculado que el Estado dejará de recaudar 16.100 millones con estas medidas, aunque Casado ha afirmado que esta rebaja fiscal tendrá efectos positivos en la economía ya que se producirá una recaudación adicional de 16.300 millones.

Esta importante rebaja de impuestos a los más ricos se olvida de uno de los dos impuestos más importantes que hay en España: el impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Los ciudadanos pagan este impuesto cuando compran algo en un comercio o adquieren un servicio. La Agencia Tributaria recaudó 63.647 millones de euros por IVA en 2017 (últimos datos disponibles). Se trata por tanto del segundo impuesto que más recauda en España, después del IRPF (77.038 millones). 

España tiene tres tipos en la actualidad dependiendo de cuál sea el producto o servicio que se adquiera: el IVA general (21%), el IVA reducido (10%) y el IVA superreducido (4%). Precisamente fue el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) quien subió los dos primeros tipos del IVA que anteriormente estaban al 18% y 8% en 2012.

Una subida impositiva que el nuevo PP ha olvidado para beneficiar en su lugar a las rentas más altas.

EL HUFFPOST PARA IKEA