Life

Cómo ha afectado el coronavirus a las cuentas de Zara o Primark

Inditex se ha dejado 10.000 millones en Bolsa en los últimos días. ¿Por qué les afecta tanto esta epidemia?

El pasado lunes la semana de la moda de Milán terminaba con confusión tras la decisión de Giorgio Armani de presentar su colección en un desfile a puerta cerrada por el coronavirus. El diseñador llegaba con mascarilla el mismo día que el alcalde de la capital lombarda decidía cerrar escuelas y universidades, además de museos, bares y discotecas.

El diseñador Giorgio Armani el pasado lunes en Milán.
El diseñador Giorgio Armani el pasado lunes en Milán.

Milán es la capital económica de Italia y la industria de la moda representa el 1,2% del PIB de la economía del país, que ya se está resintiendo. Las primeras previsiones apuntan que la moda italiana perderá 100 millones de euros en los próximos tres meses.

En París, la última parada del calendario de desfiles de primavera la programación sigue su curso con la excepción de seis marcas chinas —Masha Ma, Shiatzy Chen, Uma Wang, Jarel Zhang, Calvin Luo y Maison Mai— que no han podido presentar sus colecciones tras una prohibición de la Chambre Syndicale. La que sí lo ha hecho es la diseñadora francesa Marine Serre, que en su visión del futuro distópico ha subido a la pasarela una retahíla de mascarillas. Eso sí, nada que ver con las que se ven en las farmacias.

Una modelo sobre la pasarela en el desfile de Marine Serre.
Una modelo sobre la pasarela en el desfile de Marine Serre.

A pesar de las cantidades industriales de gel desinfectante y de las mascarillas que se están ofreciendo en la mayoría de los desfiles la gran preocupación para las casas de lujo son los consumidores chinos, que suponen aproximadamente el 40% de las compras para estas marcas. Según un estudio de la consultora Bernstein and Bolton, el coronavirus podría costarle a la industria del lujo 43.000 millones de dólares. Las caídas en Bolsa de los grandes conglomerados de lujo Kering y LVMH también asustan, y mucho, al sector.

Las low cost, preocupadas por la producción

Las marcas low cost tampoco escapan a la amenaza del coronavirus por las paradas en la producción en las fábricas chinas. ABF, el grupo al que pertenece Primark, ha mostrado su preocupación por la parálisis que vive el país asiático. La compañía textil importa de China el 40% de sus productos y, a pesar de que el stock es amplio para aguantar varios meses, no pueden asegurar que no haya desabastecimiento en futuras colecciones durante el resto del año.

El director financiero de ABF ya ha confirmado que Primark está hablando con las fábricas con las que trabajan en Bangladesh, Camboya, Vietnam, Turquía y algunos países del este de Europa para trasladar parte de la producción. “Hay cosas como los accesorios que China fabrica muy bien y que son más difíciles de producir en otros lugares”, explicó John Banson en declaraciones recogidas por The Guardian.

Fábrica textil en China.
Fábrica textil en China.

En Inditex no se han pronunciado, pero el gigante gallego ha perdido 10.000 millones de euros en Bolsa en solo tres días. Las cifras no sorprenden si tenemos en cuenta que China es el segundo país de mayor importancia para la producción del grupo después de Bangladesh. Inditex trabaja con 449 proveedores con 1.442 fábricas asociadas.

Aún así varios analistas apuntan que en Inditex “tienen capacidad suficiente para reaccionar utilizando proveedores de otros países”. De hecho, el 57% de la producción de las marcas del grupo se fabrica en Turquía, Portugal, Marruecos y España.

Mango ha querido mandar un mensaje de tranquilidad y ha confirmado que por ahora no tendrán problemas de desabastecimiento. Varios portales económicos apuntan a que la peor parte se la llevarán las firmas pequeñas, con menor capacidad de reacción y más dependencia de las fábricas chinas.

La industria de la moda y textil es fundamental para España ya que representa un 2,8% del total de PIB por lo que una recesión del sector podría pasar factura a una economía en la que cada imprevisto puede causar una desestabilización.

Las mascarillas se ponen de moda

Las farmacias y los médicos insisten en que no es necesario llevar mascarilla para protegerse del coronavirus, pero algunas marcas han visto una nueva vía de negocio. Es el caso de Fendi, Off-White, Gucci o Louis Vuitton que han agotado existencias de varios modelos.

Esta mascarilla de 190 euros de seda de Fendi lleva días agotada.
Esta mascarilla de 190 euros de seda de Fendi lleva días agotada.

Dentro y fuera de nuestras fronteras las celebrities como Gwyneth Paltrow contribuyen a la histeria. La misma histeria que ha provocado que la mayoría de establecimientos españoles se hayan quedado sin mascarillas y que en algunos hospitales se ha detenido a varios profesionales por robar cantidades ingentes de este producto. Desde Sanidad siguen insistiendo, ir con mascarilla no tiene sentido.

Alerta por el coronavirus de Wuhan