POLÍTICA
11/05/2021 08:37 CEST

La mujer degollada por su marido fue catalogada de "riesgo bajo" 9 días antes de ser asesinada

Soledad, de 60 años, sólo logró una orden mínima de alejamiento porque, pese a que vivía humillada y aterrorizada, no había recibido maltrato físico.

Ana Escobar / EFE
Varias vecinas de Sagunto, durante el minuto de silencio por la mujer asesinada por su marido. 

Otra vez se han disparado todas las señales de alarma. Otra vez, el sistema de protección a las víctimas de violencia machista ha fallado. Según han confirmado las autoridades locales y regionales, la mujer de 60 años asesinada en Sagunto (Valencia) el pasado domingo había denunciado a su marido pero su caso había sido calificado como de “riesgo bajo” apenas nueve días antes de ser degollada en su casa. Logró apenas la protección mínima, el alejamiento a 300 metros y la prohibición de comunicaciones.

El diario Levante relata un auténtico horror de vida. Soledad Moreno, que es como se llamaba la señora, era limpiadora, tenía una hija de 33 años y llevaba al menos cuatro “aterrorizada” por su pareja, Virgilio Solanas, de su misma edad. El pasado 30 de abril estaba en la parcela que le servía de oxígeno y, de vuelta a casa, decidió llegar al cuartel de la Guardia Civil de Estivella y denunciar a su agresor. Reconoció que nunca le había pegado, pero hay muchas formas de maltratar: “le apagaba el calentador mientras se duchaba, la fotografiaba en el baño, le quitaba la sábanas mientras dormía... El suplicio, explicó en la denuncia, se agravaba cuando consumía alcohol y otros tóxicos”, indica este medio.

El protocolo fija 24 preguntas para atender a una mujer sometida a violencia machista y el sistema, ante sus respuestas, concluyó que su riesgo era bajo. Una catalogación que se puede cambiar a mano, si el agente que escucha el testimonio entiende que el peligro es mayor. No se hizo. Tampoco cuando el expediente pasó a manos de la Policía Nacional de Port de Sagunto, que es donde agredida y agresor residían. 

La Guardia Civil detuvo al marido de Soledad -“su actitud era de mofa”, dice el diario- y se le aplicó el mínimo en estos casos: orden de alejamiento de 300 metros y prohibición de comunicarse con la víctima. Como no había golpes físicos, como no había denuncias previas... No importó que la mujer confesase su miedo a morir asesinada, algo que llevaba tiempo comentando en su círculo cercano y hasta en algún desahogo en la peluquería. 

La asesinada comenzó el papeleo en el Ayuntamiento para pedir ayuda como maltratada, firme en su decisión de denunciar y tener apoyo legal, psicológico y social, pero dos días después de ir al consistorio el hombre se presentó en su casa y la degolló con un cuchillo. No se sabe si tenía llaves de la casa que fue común o ella le abrió la puerta. Tras matarla, el asesino se tiró al patio y se mató. La rápida llamada de los vecino no pudo hacer nada por la mujer. 

Hay que revisar la protección

Por Soledad, novena víctima de la violencia de género en 2021 y la 1.087 desde 2003, se han guardado minutos de silencio pero, se han vertido palabras de disculpa porque los controles no han funcionado. 

“La mujer había pedido ayuda al Consistorio en el marco de nuestros programas contra la violencia de género, pero su seguridad no era competencia municipal, sino de la Policía Nacional. Nosotros nos solemos hacer cargo de los casos que se nos asignan, pero este no era uno de ellos”, dice Darío Moreno, alcalde de Sagunto, según la Agencia EFE. “La mujer había pedido ayuda al Consistorio en el marco de nuestros programas contra la violencia de género, pero su seguridad no era competencia municipal, sino de la Policía Nacional. Nosotros nos solemos hacer cargo de los casos que se nos asignan, pero este no era uno de ellos”, ha detallado Moreno.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha abogado por “revisar” los protocolos de protección de las mujeres víctimas de violencia de género tras este caso, ya que la mujer había denunciado los hechos, existía una orden de alejamiento y estaban en marcha todos los protocolos establecidos por el juzgado y el consistorio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha incidido que la mujer había solicitado ayuda el viernes. “Llegar a tiempo a cada caso es nuestro deber y no pararemos hasta lograrlo, hasta poner fin a toda forma de violencia machista”, ha subrayado en Twitter.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reiterado este lunes que la “violencia contra las mujeres es una cuestión de Estado” y que el compromiso “firme” del Gobierno es “llegar siempre a tiempo y erradicar la violencia machista”. 

Las instituciones y toda la sociedad debemos hacer una profunda reflexión sobre cómo la violencia de género supone en nuestro país nueve mujeres asesinadas en 2021 por el mero hecho de serlo”, ha añadido tras la confirmación de la naturaleza machista del crimen. La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, también ha condenado el asesinato y ha enviado sus condolencias y su cariño al entorno de la víctima. “El dolor del asesinato nos debe urgir a seguir trabajando en la prevención y erradicación de la violencia de género”, ha escrito Vera en Twitter.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes sin dejar rastro en la factura. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112. 

Photo gallery Las pancartas del 8-M See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE