INTERNACIONAL
14/05/2021 13:54 CEST | Actualizado 14/05/2021 13:56 CEST

La ONU denuncia daños de misiles israelíes en 200 viviendas y 31 centros educativos de Gaza

Se calcula que al menos 1.750 palestinos están desplazados por los bombardeos, en un contexto de pandemia que todo lo complica y agrava.

Khalil Hamra via AP
Un hombre mira las ruinas de un edificio, este 13 de mayo, en Gaza capital.

ya muy dañadaDesde el comienzo de la escalada del conflicto entre palestinos e israelíes, los ataques con misiles han destruido o causado daños en más de 200 viviendas y 31 centros educativos en la franja de Gaza, denunció hoy la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Se calcula que hay al menos 1.750 personas desplazadas por los bombardeos. 

“Estamos alarmados por la escalada del conflicto entre los Territorios Palestinos Ocupados e Israel, el número de víctimas sigue aumentando en ambas partes y la población civil está sufriendo”, expresó en una rueda de prensa el portavoz de la OCHA, Jens Laerke.

Los ataques están afectando además el acceso a agua, servicios sanitarios y en la respuesta a la covid-19, ya que el número de pruebas de diagnóstico se ha reducido “drásticamente” y las personas no pueden llegar a los centros médicos de manera segura para acceder a tratamientos y vacunas, añadió.

En la franja de Gaza, donde viven aproximadamente dos millones de palestinos, las agencias humanitarias están trabajando en refugios para ofrecer a las familias desplazadas ayuda y dinero en efectivo.

Laerke indicó que cientos de personas, muchas de ellas procedentes de campos de refugiados en Gaza, están buscando refugio en colegios administrados por la ONU, muchos a través de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

Ello supone un desafío en este momento de pandemia, por el riesgo que supone concentrar grandes poblaciones en estos lugares, subrayó.

El cierre de fronteras con Israel ha provocado por otro lado escasez de combustible, ya que las reservas en Gaza son muy limitadas, lo que está ocasionando cortes de electricidad de entre ocho y 12 horas diarias.

La ONU reiteró su llamada a la desescalada de la violencia entre ambas partes, y recordó a los bandos implicados su obligación de proteger a los civiles y permitir el acceso de grupos humanitarios a la zona afectada, donde llueve sobre mojado tras las ofensivas de 2009, 2012 y 2014, tras las que la reconstrucción ha sido solamente parcial. 

Photo gallery 27 desgarradoras imágenes de Israel y Palestina para que el mundo no mire hacia otro lado See Gallery

NUEVOS TIEMPOS