NOTICIAS
12/02/2020 19:55 CET | Actualizado 12/02/2020 21:26 CET

La organización cancela el Mobile World Congress de Barcelona por la crisis del coronavirus

Tras una larga reunión de urgencia celebrada este miércoles

REUTERS
El Mobile 2020, cancelado

Estaba sentenciado y finalmente ha caído. GSMA, la empresa organizadora del Mobile World Congress de Barcelona ha decidido cancelar la edición 2020 de la feria tecnológica por la crisis del coronavirus.

Pese a las reticencias iniciales de la organización, la ola de ausencias confirmadas, que amenazaba con seguir incrementándose por el miedo al contagio, ha podido con la cita que iba a celebrarse del 24 al 27 de febrero.

La noticia llega después de una reunión de urgencia celebrada por GSMA este mismo miércoles, una cita que estaba prevista para el viernes pero que tuvo que ser adelantada por la evolución de las noticias alrededor del Mobile.

Una treintena de bajas pese “a no haber ningún motivo de salud pública”

Hasta el momento de la cancelación oficial había sido una treintena el número de compañías que había renunciado a participar en la feria, entre ellas algunas de las más poderosas del sector tecnológico como Facebook, Amazon, Sony, Intel, Vodafone u Orange. La ‘veda’ la abrió la coreana LG, que la pasada semana anunció una decisión que terminó por ser premonitoria.

Los motivos de las empresas que han provocado el ‘no’ al Mobile en 2020 –al menos de momento– eran prácticamente unánimes: “La seguridad de los trabajadores es lo primero”, han repetido casi a coro multinacionales estadounidenses, chinas, japonesas, suecas o españolas.

Un llamamiento que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la consejera catalana de Sanidad, Alba Vergés, habían querido frenar en un alegato para “mantener la calma” esta misma tarde. En una comparecencia compartida por los dos junto a más expertos en materia del coronavirus habían defendido que “no hay ningún motivo de salud pública para cancelarlo”. Sin embargo, el miedo ha podido más y a la organización no le ha quedado más opción que cancelar.

¿Qué significa la cancelación en términos económicos?

“De entrada, que se pierdan los alrededor de 500 millones de euros de beneficio directo que iba a dejar el MWC”, responde el profesor Marc Sansó. “Y luego hay que ver quién sale más perjudicado, porque en la inmensa mayoría de los casos los seguros no cubren estas pérdias, al no haber una declaración de emergencia sanitaria internacional”.

Esa misma cifra de casi 500 millones la cita su colega Juan Carlos Higueras e inmediatamente pone el foco en otro concepto: los gastos ya afrontados. “Hay que valorar los costes, que igual son 500-600 millones en total entre organización y expositores y ya veremos si se recupera, porque eso va a dar debate”.  Entre esos gastos, “los que la organización tiene que pagar a la Fira por el alquiler de todo el espacio de más de 100.000 metros cuadrados –la organización habla de 400 millones– y aunque pueda negociarse esa deuda, hay que pagarla”. También, el de los expositores que han alquilado espacios: “Unos 1.000-1.200 euros por metro cuadrado. Por ejemplo, Huawei tenía un stand de unos 10.500 metros...”, confiesa.

Incluso apunta a Madrid como potencial perjudicado, porque “mucha gente que va a Barcelona llega por Madrid y aquí también se hace gasto”.

Hay que valorar los costes, que igual son 500-600 millones en total entre organización y expositoresJuan Carlos Higueras, profesor del EAE Business School

Ambos expertos descartan que el Mobile pueda celebrarse en Barcelona “en otra fecha”, “ni fuera de ella, porque hay un contrato firmado entre GSMA y la ciudad”. “Barcelona es uno de los grandes hubs de Europa en celebración de eventos internacionales y no hay espacio disponible durante 2020 para un evento así”, comenta Sansó. 

Higueras, por su parte, considera que “la ‘marea’ del coronavirus durará, como mínimo, hasta mayo y eso si no se complica. Luego se necesitan meses para organizar el evento y todo para acabar casi pegado a la edición de 2021. No lo veo viable”, explica. 

Medidas desesperadas para evitar la suspensión

GSMA había intentado negar la catástrofe de la suspensión por todas las vías. Sus primeras llamadas a la calma ante el riesgo del contagio del virus de Wuhan dieron paso a un protocolo más exigente. Entre las medidas, la prohibición de acudir a ciudadanos de la provincia de Hubei (a la que pertenece Wuhan) y la obligación de pasar una cuarentena de 14 días fuera de China a los asistentes que proviniesen del país asiático.

El impacto del Mobile en los últimos años en Barcelona es irrebatible. En 2019 la feria acogió 109.000 asistentes y tuvo un impacto de 473 millones de euros. Para esta edición los organizadores esperaban más de 2.800 expositores en un recinto de más de 100.000 metros cuadrados.

En términos de hospedaje, el presidente del Gremio de Hoteleros, Jordi Mestre, ha adelantado que se cancelarán en torno a 40.000 reservas de habitaciones.

Photo gallery Las empresas que han cancelado su asistencia al Mobile World Congress See Gallery

#JUNTOS