La OTAN pide "tomar en serio" las 'insistentes' amenazas nucleares de Putin

Su secretario general cree que "no" es algo "altamente probable", pero no se fía del líder ruso.
Jens Stoltenberg, en una reciente intervención
Jens Stoltenberg, en una reciente intervención
Anadolu Agency via Getty Images

La OTAN no se fía de Putin ni de su “retórica nuclear”. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha llamado a la comunidad internacional a “tomar en serio” las amenazas rusas, si bien considera que “no es altamente probable” que Moscú utilice armas atómicas tras el aviso de su líder.

“No digo que sea altamente probable que las armas nucleares se usen, pero digo que cuando vemos ese tipo de retórica nuclear una y otra vez por parte de Rusia, del presidente (Vladímir) Putin, es algo que debemos tomar en serio”. “Estamos transmitiendo el claro mensaje de que esto tendrá graves consecuencias para Rusia y de que una guerra nuclear nunca debe librarse, ha señalado el mandatario noruego este martes, en una reunión del grupo socialdemócrata del Parlamento Europeo.

En línea con lo expresado tanto por su organización como por otros líderes mundiales, ha insistido en que el uso de armas nucleares es “absolutamente inaceptable y cambiaría totalmente la naturaleza del conflicto (de Ucrania)”, sin entrar a valorar concretamente cómo. Sí ha querido resaltar que Rusia “debe saber que una guerra nuclear no puede ganarse [...] por lo que nunca debe librarse”.

La (pen)última amenaza nuclear de Rusia en la guerra

Las palabras de Stoltenberg llegan seis días después de la última amenaza de Putin a Occidente. En un mensaje a la nación el líder eslavo apuntó a Occidente por querer “destruir” a su país, momento en el que advirtió que “aquellos que intentan chantajearnos con el arma nuclear deben saber que la rosa de los vientos puede volverse en dirección a ellos”.

Por ello, Stoltenberg ha apuntado que es “extremadamente importante entender que si no reaccionamos contra esta guerra y esta brutal invasión, estamos poniendo en peligro no sólo la seguridad de Ucrania, sino también nuestra propia seguridad”.

“Porque entonces, la lección aprendida por el presidente Putin y otros líderes autoritarios será que si usan la fuerza militar, si violan el Derecho Internacional, consiguen lo que quieren. Y eso es malo para Ucrania y también para nosotros”, ha expuesto, al tiempo que aseveraba que por ese motivo los países de la OTAN han prestado apoyo a Kiev en los últimos meses.

Más apoyo (y más armas) a Ucrania

Igualmente, afirmó que las guerras son “impredecibles”, de modo que “nadie puede decir cuánto durará” el conflicto en Ucrania. En ese sentido, instó a estar preparados para seguir prestando apoyo a Kiev “en el largo plazo”. También dijo que en ese contexto los miembros de la OTAN necesitan aumentar la producción de armas, ya que al haber otorgado armamento a Ucrania sus reservas han quedado reducidas.

“Estamos debatiendo ahora, cómo, también en cooperación con la Unión Europea, podemos asegurar que producimos más, de forma que podamos entregar más (armas) para garantizar nuestra propia defensa y disuasión, pero también para prestar apoyo a Ucrania”, detalló.

Durante el encuentro de la llamada Conferencia de Directores Nacionales de Armamento (CNAD, por sus siglas en inglés), ya instó a los países de la OTAN a seguir reponiendo sus existencias de armas “tan rápido como sea posible”.

“Mejorar las reservas de la OTAN garantizará que podamos seguir apoyando a Ucrania”. “Necesitamos seguir trabajando juntos como aliados de la OTAN y con la industria para reponer nuestras existencias de municiones y proporcionar a Ucrania el apoyo que necesita, mientras Ucrania lo necesite”, ha defendido desde ‘suelo’ comunitario.