NOTICIAS
18/04/2021 10:26 CEST

'La Pelu de Maakum', una oportunidad laboral para jóvenes que migran solos a España

Llegan siendo menores buscando futuro y, con 18 años, se encuentran sólo con dificultades. Ahora tienen "una peluquería para cortar el racismo".

Maakum
Poniendo el local a punto.

Otman, Youssef y Hicham huyeron de Marruecos cuando eran menores. Sólo se tenían los unos a los otros. Ni a sus padres ni a miembros de su familia. Ni amigos ni conocidos adultos. Este mes, los tres chicos -ya mayores de edad- han encontrado una nueva oportunidad: ‘La Pelu de Maakum’. Fueron sólo tres de los miles de menores de edad no acompañados que llegan a nuestro país a través de la frontera de Ceuta. No está claro cuántos, aunque la Fiscalía registró en 2018 en casi 13.000 los niños y adolescentes migrantes que España había acogido. 

A algunos ni siquiera les han salido pelos en la barba cuando logran cruzar la frontera y sortear a las patrullas de Policías que la vigilan. Muchos pasan un tiempo viviendo en la calle, sin más alternativa que las ONG que trabajan en estos lugares. Cuando consiguen llegar a la península y ser protegidos como menores, es cuando se encuentran el resto de dificultades más allá de su propia supervivencia, como “acceder a una formación de calidad, la falta de referentes o la falta de cuidado que todo niño necesita”, aseguran desde la asociación Maakum, que trabaja con estos jóvenes en Ceuta.

Esta organización acaba de abrir en Getafe (Madrid) ‘La Pelu de Maakum’. Lo que para algunos sólo será una peluquería, para jóvenes como Otman, Youssef y Hicham es una luz al final del túnel. El principio del final de un complicado y largo viaje en el que dejaron todo atrás. “Maakum nos ha ayudado a muchos de nosotros. Muchos hemos podido cruzar, pero otros se han quedado en el camino y lo siguen intentando”, cuenta uno de los tres jóvenes. 

“Esta peluquería no la hemos abierto por dinero o por formar una empresa, para nosotros es una oportunidad que nos dan para renovar la residencia y para muchas otras cosas, no sólo dinero”, señalan, “crearemos redes, nos formaremos y lucharemos contra el racismo”.

Maakum
Preparando el local

Cuando los menores tutelados en España por fin cumplen 18 años, “de la noche a la mañana pasan a ser considerados adultos que deben responsabilizarse de encontrar un lugar donde vivir, un contrato que les permita renovar su permiso de residencia y trabajo y un empleo con el que mantenerse”. De ahí la idea de la peluquería. Allí podrán salir adelante chavales que ya han cumplido la mayoría de edad y están interesados y formados en este oficio. No sólo será un espacio donde cortarse el pelo, “también donde encontrar trabajo, formarse o acudir cuando tengan problemas con la burocracia que les impone la Ley de Extranjería”. 

“A veces si no encontramos trabajo rápidamente nos resulta difícil renovar la documentación y podríamos dejar de ser ciudadanos a ojos del estado. Nos encontramos con barreras y prejuicios, cuando nosotros venimos aquí para trabajar”, explican los jóvenes. 

Maakum
Así ha quedado 'La Pelu'

Se trata de un proyecto que busca apoyar la reinserción laboral de estas personas que, durante los últimos años han sido señalados por la ultraderecha hasta el punto de dar mítines en la puerta de los pisos donde viven mientras son menores. “Queremos que puedan desarrollar su vida de forma autónoma”, cuentan desde Maakum. Los ingresos irán destinados al desarrollo del proyecto y a pagar los sueldos de los peluqueros.

Maakum
Preparando el local para abrir 'La Pelu'

Es la asociación quien promueve la financiación - a través de un crowdfunding - y el papeleo “pero serán unos cuántos jóvenes quienes aprenderán a gestionar el negocio”. Además de dar una alternativa laboral a estos mayores de edad que migraron solo como menores, La Pelu de Maakum busca “crear comunidad y servir de ejemplo y apoyo para otros colectivos y asociaciones”. ” La Pelu será un lugar de encuentro y reunión (al puro estilo Magreb) abierto a todo el mundo donde no solo se pueda disfrutar de un corte de pelo si no encontrarse con una comunidad de personas que luchan cada día por alcanzar sus sueños y metas”, señalan. 

De momento, el equipo que forma el proyecto de La Pelu cuenta, principalmente, con Otman, Youssef y Hicham como jóvenes formados o en proceso de formación, y con Elena y Joana como miembros de Maakum. Además, contamos con la colaboración de Soufian, un peluquero profesional, que durante los primeros meses será nuestro guía y referente para sacar adelante La Pelu. Se les puede encontrar en la calle San Sebastián, 7 de Getafe. También se puede apoyar el proyecto desde la web del crowdfunding.

 

DE EXPERTO A EXPERTO