NOTICIAS
04/08/2021 13:19 CEST

La Policía busca a un 'ceniciento' que escapó de un botellón dejando una zapatilla de 140 euros

Que sepas que te olvidaste también una bolsa con hielo y una botella de ron... y que en la calle no se bebe.

POLICÍA LOCAL CHIPIONA - 092 / FACEBOOK
La imagen de la zapatilla perdida, publicada por la Policía de Chipiona en sus redes.

Se busca: alias, Ceniciento de Chipiona. Nombre real: desconocido. Razón: escapar de un botellón y dejarse olvidado un caro zapato de la marca Reebok, una bolsa de hielo y una botella de ron. 

La voz de alarma la ha dado, en un divertido mensaje, la Policía Local de Chipiona (Cádiz), que ha echado mano de retranca para contar la historia de un joven al que ellos mismos bautizan con semejante apodo y que salió por pies cuando vio a los agentes llegar donde estaba bebiendo alcohol en el calle, de forma ilegal. 

A través de sus redes sociales, el Cuerpo explica: “No sabemos si la zapatilla saltó disparada por la aceleración de salida o bien fue un fallo de logística (no estaba puesta), pero la realidad es que esa zapatilla está bien cuidada en nuestras dependencias...”. 

“Si analizamos un poco todo, nos quedamos to loker [es literal] al ver cómo alguien con zapatillas de 140 euros bebe copas de ron de ocho euros la botella…”, bromean también. “Y que conste que cada cual se marca las prioridades”, añaden. “En fin, correr es de cobardes y de malos toreros e incómodo con una sola zapatilla”, reflexionan. 

Al Ceniciento, además, los agentes le explican que puede recuperar su zapatilla fácilmente: yendo a su jefatura de policía con el otro par sin pareja, su DNI “y tu pie de princesita”

“Moraleja: si corres es debido a que sabes que algo no lo estás haciendo del todo bien y el botellón sigue siendo una de las máximas vías de contagio”, concluye el mensaje. 

Las multas

Desde su entrada en vigor en octubre de 2006, la Ley Antibotellón en Andalucía tipifica las infracciones por este tipo de comportamientos y la Ley Orgánica de mayo de 2015 la complementa, esto es, no hay una norma nueva ni disposiciones extra porque estemos aún en pandemia. No se puede y no se puede. 

Ceniciento y sus colegas deben saber que las sanciones -que determinan finalmente los ayuntamientos- van desde los 100 a los 300 euros por infracciones leves, como el consumo de bebidas alcohólicas, orinar en la calle o ensuciar la vía pública -¿se entiende por ello dejarse tiradas las zapatillas deportivas?-. Estas multas que pueden sustituirse por trabajos para la comunidad. Las faltas graves se penalizan con hasta 24 mil euros y las muy graves hasta los 60 mil, sería la aplicada a los comercios que vendan alcohol a partir de las 10 de la noche.

Además, Andalucía, con la Orden de 7 de mayo de 2021, en plena pandemia, reitera la prohibición de estas actividades con especial atención a los botellones, que serán considerados situaciones de insalubridad. Y las multas ya vigentes antes de esta reciente norma añaden otra muy superior, de hasta 600.000 euros, si el botellón “supone un riesgo de contagio de más de 100 personas”.

Photo gallery Caos en las playas de Miami por fiestas en pleno coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS