Life

La princesa Leonor se estrena en el peor momento posible

La hija de Felipe VI y la reina Letizia debuta este viernes en los premios Princesa de Asturias.

Menudo momento para estrenarse con su primer discurso oficial en los premios Princesa de Asturias. La princesa Leonor solo tiene 13 años, pero este viernes ya le tocará enfrentarse a un aforo de 1.500 personas (contando únicamente a los presentes en el Teatro Campoamor de Oviedo).

Es la primera vez que acude a los premios y lo hará en un momento crucial. La expectación por su discurso es incluso comparable a la que despierta el del Rey en Navidad. Eso sí: Felipe VI es adulto. Ella no. Él es el jefe del Estado. Ella no. Sin embargo, la presión es similar. ¿Cómo lo solventará?

La princesa Leonor y el rey Felipe durante el desfile militar del 12 de octubre.
La princesa Leonor y el rey Felipe durante el desfile militar del 12 de octubre.

En los últimos tiempos, el papel institucional de la princesa Leonor ha ido in crescendo. La heredera de la Corona participó en su primer acto institucional el 30 de enero de 2018, cuando recibió el Toisón de Oro, la mayor condecoración española. Además, el mismo año y coincidiendo con su 13 cumpleaños, hizo su primera lectura oficial, la del primer artículo de la Constitución. Y este viernes, poco antes de cumplir los 14 años (el 31 de octubre), hablará por segunda vez en público, cuando dé su primer discurso en los Princesa de Asturias.

Hay tres grandes temas sobre la mesa que coinciden con el debut de la princesa de Asturias:

1. La sentencia del ‘procés’ y el revuelo que ha generado en las calles de Cataluña: el Tribunal Supremo, presidido por Manuel Marchena, ha condenado a la cúpula independentista con entre 9 y 13 años de cárcel por sedición. Una sentencia histórica que llegaba dos años después de los hechos con 493 folios en los que se ha descartado el delito de rebelión. Además, la sentencia constata que hubo episodios de violencia y que los líderes independentistas ilusionaron a los ciudadanos con un derecho inexistente: el de decidir. La peor parte se la ha llevado Oriol Junqueras, expresidente de Cataluña, condenado a 13 años de prisión y otros 13 de inhabilitación.

2. Las elecciones: los españoles volverán a las urnas el 10 de noviembre, solo seis meses después de las últimas elecciones generales (el 28 de abril), tras las negociaciones fallidas que han impedido formar Gobierno. Los indecisos (hasta un 35% de la población) siguen siendo clave: los electores retrasan cada vez más el sentido de su voto.

3. El Brexit: la fecha está fijada para el 31 de octubre. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha adelantado que aún queda mucho trabajo por hacer para llegar a un acuerdo con la Unión Europea. El principal objetivo de la UE es que no se levante una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda y mantener la integridad del mercado único. El efecto Brexit también ha llegado a España: los turistas británicos ya no visitan tanto el país, la venta de vivienda a ingleses ha caído al mínimo y la inversión británica también ha descendido. Este mismo martes los negociadores se volvieron a reunir y eran más optimistas que nunca con el asunto clave, el de la frontera.

Aun así, todo parece indicar que Leonor no se referirá a ninguno de estos asuntos. El discurso de la heredera de la Corona será lo más aséptico posible, según la opinión de Pilar Eyre, experta en Casa Real. La periodista, que publica el 22 de octubre Un perfecto caballero, asegura a El HuffPost que el discurso huirá “de cualquier tipo de declaración, especialmente sobre el procés, aunque sea tangencial”. De lo contrario, se estaría ‘marcando’ la figura de la princesa. “Se la quiere mantener limpia, libre de todo tipo de tomas de postura polémicas. Pasará de una forma superficial sobre los temas y no tratará ninguno en concreto”.

Así será el primer discurso oficial de la Princesa de Asturias, según Eyre:

Similitudes con el primero del rey en los Príncipe de Asturias: teniendo en cuenta que Felipe y Letizia marcan bastante la trayectoria de su hija, se desmarcarán de la primera aparición de su padre. Con este discurso tratarán de decir de alguna forma que “los tiempos son nuevos y los discursos también”. “Leonor tiene más aplomo del que tenía Felipe”. Don Juan Carlos y doña Sofía no eran reyes cuando Felipe VI nació, es decir, sus padres no tenían las responsabilidades que tienen Felipe y Letizia. Estaban más apartados. “Felipe había tenido menos presencia pública y estaría más nervioso”. Además, Leonor sabe hablar, sabe vocalizar.

Una niña de 13 años ante ‘la presión’ de un auditorio: el sentido de la responsabilidad se adquiere a una edad más avanzada. “Si tuviera 21 años estaría más nerviosa”. Será un discurso corto, muy preparado, prácticamente sin posibilidad de equivocarse. Cuando son tan jóvenes, los discursos se elaboran sin palabras complicadas y se les enseña trucos de dicción. Letizia, su madre, maneja muy bien estos actos, mientras que doña Sofía apenas hablaba español cuando Felipe debutó. Leonor viene de una familia de grandes oradores.

Arropada por su familia: en cualquier ceremonia en la que aparece Leonor siempre está también su hermana, la infanta Sofía. Aquí no manda solo el protocolo: “Sería humanamente muy feo que una hermana tuviera una actitud tan preponderante y la otra estuviera ‘semiescondida’, en un palco. La gente no lo vería con simpatía”. A su lado estarán sus padres y su hermana y la reina emérita estará en el palco.

El dato curioso: todos los años va la madre de doña Letizia, Paloma Rocasolano, a los premios Princesa de Asturias, aunque el que es realmente asturiano es su padre, Jesús Ortiz. “No es un dato importante, pero sí llamativo”.

Su padre debutó en los premios a la misma edad, con 13 años. A su izquierda tenía al rey Juan Carlos y a la reina Sofía. Felipe VI pronunció sus primeras palabras en la primera edición de los galardones, hace 37 años (en 1981). Su intervención apenas duró un minuto y medio, más o menos lo que se estima que dure la de Leonor. El rey será quien recoja el testigo para dirigirse a los invitados, según la agenda de la Familia Real.

Teniendo en cuenta este dato, Leonor tampoco tendrá tiempo de referirse a lo mismo que el rey el pasado año, cuando tuvo unas palabras para cada uno de los premiados y habló sobre la Constitución. Media hora de discurso que cerró con un mensaje muy significativo:

La Constitución, la concordia entre españoles, unidos por el deseo de reconciliación y de paz, por la firme voluntad de vivir en democracia. Una Constitución que recuperó la soberanía nacional y que devolvió a los españoles su libertad y su condición de ciudadanos. Que reconoció la diversidad de sus orígenes, de sus culturas, lenguas y territorios. El próximo 6 de diciembre celebramos su 40 aniversario, como un gran ejemplo del que podemos sentirnos orgullosos, como una lección de convivencia que dignifica la política y engrandece nuestra historia. La mejor muestra de la generosidad, la madurez y la responsabilidad de todo un pueblo que ganó la democracia y la libertad. Porque democracia y libertad es lo que representa y significa para España nuestra Constitución.

Esta será la segunda ocasión en la que la princesa visita Asturias de manera oficial. El pasado año estuvo con los reyes y la infanta Sofía en Covadonga.

Cosas que no sabías de la princesa Leonor