La propuesta del PSOE para Cataluña: referéndum no, diálogo sí

El partido socialista se mueve en la misma línea que hasta ahora en el tema que es el escollo de los escollos con Unidas Podemos.
Imagen de archivo de Sánchez y Torra.
Imagen de archivo de Sánchez y Torra.
EFE

Es el escollo de los escollos en su negociación para lograr que su investidura salga adelante y por eso entre las 300 propuestas de Pedro Sánchez hay una mención a Cataluña. El objetivo es claro: con este documento quiere atraer el apoyo de Unidas Podemos, pero si saltarse las líneas rojas de siempre. De ahí que, para la cuestión catalana, se insista en que nada de hablar de un referéndum, pero sí de diálogo.

Bajo el epígrafe ‘Estructura Territorial’, último punto del documento de 300 medidas, el PSOE afirma que abordará el “conflicto de convivencia en Catalunya impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat”. Lo hará, añade, “siempre dentro de la Constitución”.

Los socialistas insisten en el texto en su voluntad de avanzar hacia “un modelo de Estado integrador”, que incluya una “adecuada financiación”. Y advierten de que en ese modelo “no tiene cabida un referéndum de autodeterminación que el Tribunal Constitucional ha considerado contrario a la Constitución y que, desde una perspectiva política, provoca la quiebra de la sociedad”.

Sin mención al rechazo al 155 permanente

“En ese modelo no tiene cabida un referéndum de autodeterminación que el TC ha considerado contrario a la Constitución y que, desde una perspectiva política, provoca la quiebra de la sociedad”, recalca expresamente el PSOE en su documento, rechazando de esta manera la propuesta que defendió Podemos en la campaña electoral de permitir que Cataluña celebrara un referéndum de independencia, aunque la postura desde el partido morado fuera la de votar “no” en el mismo.

Ese “no” expreso al referéndum no aparecía como tal en el programa con el que el PSOE se presentó a las elecciones, aunque sí dejaban claro en el documento con el que se presentaron el 28 de abril que “ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 CE, puede construirse el futuro”.

En el documento que presentan hoy los socialistas, han suprimido la mención al artículo 155 y su rechazo a la aplicación de manera permanente en Cataluña.

Podemos no incluyó el referéndum en agosto

No obstante, la formación de Pablo Iglesias ya había rebajado su propuesta sobre Cataluña en el documento que presentó en agosto. En el que no mencionaba la propuesta de un referéndum de autodeterminación. Se limitó a “impulsar una Mesa de Diálogo multilateral sobre Cataluña”, cuya propuesta de composición estuviera previamente desarrollada y acordada con el Parlamento de esa comunidad autonómica.

Además, dejaban claro que la citada Mesa “no sustituiría en ningún caso los mecanismos propios de la relación de bilateralidad entre Gobierno y Generalitat”, sino que debería ser entendida como un espacio que ayudara a “impulsar” una vía de diálogo que permitiera desjudicializar el “conflicto político que se vive en Cataluña”.

Sánchez

Pedro Sánchez es guapo y lo sabe

Popular in the Community