POLÍTICA
14/10/2021 07:06 CEST | Actualizado 14/10/2021 07:56 CEST

La próxima guerra cainita del PP de Madrid: Ayuso impondrá su líder en Nuevas Generaciones

La presidenta tiene en el punto de mira a la actual presidenta de NNGG Mad, enemiga política suya desde hace años.

NurPhoto via NurPhoto via Getty Images
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo

Isabel Díaz Ayuso tiene un plan. Y no, de momento no es el que parecía un secreto a voces: conquistar el liderazgo en clave nacional de su partido y aspirar a La Moncloa. A medio-largo plazo las aspiraciones de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid pasan por conquistar el liderazgo de su partido en Madrid y, una vez lo consiga, por fulminar a la líder de las Nuevas Generaciones del PP Madrid, Ana Isabel Pérez. Las relaciones entre ambas son “históricamente malas” y, por eso, Ayuso no quiere seguir contando con ella en un cargo tan emblemático como el que ostenta desde octubre de 2013, según informan a El HuffPost fuentes próximas a los populares y del círculo de la presidenta madrileña.

Logrando apartar del cargo a Pérez, de 34 años, Ayuso culminaría con un proceso al que lleva años dando forma. Prueba de ello es que fue ella la que rompió con una norma no escrita, pero que sí forma parte de la tradición del partido, como es la de que el presidente de las Nuevas Generaciones de Madrid entre en las listas electorales con la finalidad de que se siente en la Asamblea de Madrid. Basta con tirar de hemeroteca para comprobarlo: Esperanza Aguirre lo hizo con Pablo Casado y Cristina Cifuentes hizo lo propio precisamente con Pérez. Sin embargo, la actual presidenta de la Comunidad no ha tenido este gesto con la actual líder regional de NNGG en ninguna de las dos listas electorales que ha elaborado.

Ejecutando su plan, Ayuso, aseguran las fuentes, se solucionaría una situación estancada hasta el momento y que nadie se ha atrevido a tocar. A Ana Isabel Pérez “se le ha instado a dejar el cargo, pero ella insiste en que sólo se irá a través de un congreso”, por lo que Ayuso está dispuesta a apartarla e imponer una gestora.

Ayuso y Casado

La enemistad entre ambas tiene, además, una lectura en clave nacional. Pérez es muy próxima a Pablo Casado y, aunque tras la convención de los populares en Valencia se intentó cerrar el cuestionamiento del líder actual, ahí queda esa rivalidad entre Sol y Génova. Antes de dicha cita ‘popular’, la presidenta de la Comunidad de Madrid reclamaba a la dirección nacional de su partido que acelerara la celebración del congreso del PP de Madrid, en el que competirá por la Presidencia. 

El cónclave aún no tiene fecha, aunque debe celebrarse en el primer semestre del año que viene. Según fuentes próximas a Ayuso, si consigue hacerse con el poder en dicho congreso, “podrá terminar con el liderazgo de Pérez, poner una gestora en Nuevas Generaciones y propondrá a un candidato desde la sombra”. Esto supondrá que Ayuso se haga con el control absoluto del partido desde la cúpula hasta los cachorros y tener una dirección en NNGG afín a ella.

Actualmente, como número dos en la sombra de Nuevas Generaciones en Madrid está Ángel Carromero, un hombre de la máxima confianza también de Pablo Casado y a las órdenes de José Luis Martínez-Almeida en el Ayuntamiento -el alcalde es el posible rival de Ayuso en ese futuro congreso-. Se trata también de una figura controvertida dentro del partido e incluso algunos dirigentes populares han señalado que iban contra él las polémicas palabras de Esperanza Aguirre sobre los “niñatos” y “chiquilicuatres” de Génova 13.

El PP ya libra una nueva guerra interna, que incendia a los propios jóvenes ‘populares’ madrileños. 

NUEVOS TIEMPOS