POLÍTICA
29/04/2019 09:43 CEST

La reprobación de Iñaki Gabilondo al PP: "Así no se puede ser un partido verdaderamente nacional"

"La Triple Alianza de la derecha olvidó que el triunfo electoral estaba donde siempre ha estado: en esas zonas templadas de las que parecían querer huir".

Lunes post-electoral. Tertulianos, políticos, politólogos, tuiteros y toda persona común analizan los resultados electorales como si la sabiduría y la precisión viniera con la resaca de una noche que se aventuró larga y terminó antes y mejor de lo que muchos pronósticos auguraron. 

En ese fragor, la voz de Iñaki Gabilondo está considerada como una de las más lúcidas del periodismo español. Siempre crítico, desde una esquina progresista, este lunes no deja un instante de reafirmación al PP. “El clamoroso pinchazo del PP, el mayor de su historia” se atribuye, no a la Semana Santa como dijo el líder popular, sino al fraccionamiento de la derecha y al “extravío al acunarse temerariamente hacia su extremo más reaccionario abandonando su espacio moderado mientras invocaba a Suárez”. 

“Se queda sin escaño en Euskadi y con uno solo en Cataluña y así no se puede ser un partido verdaderamente nacional. Los populares, recién renovados, van a tener que renovar su contrato de renovación. Casado huele a Hernández Mancha. El PP debería aconsejar Aznar que no les aconseje más”, dice en la columna que firma cada día en Cadena Ser

 

Sobre Ciudadanos, dice que su crecimiento se produce “a costa de dilapidar un tesoro -el centrismo- que lo hubiera permitido obtener un resultado mejor y tener en su mano la riendas de todos los procesos ulteriores”. Y de Unidas Podemos destaca “el cualitativo paso adelante que podría llevarle nada menos que al Gobierno”: “un acierto personal de Pablo Iglesias” el de reaparecer “justo a tiempo de frenar la caída de su partido e impulsarlo en los debates”.

Tampoco se olvida el periodista de Vox: “Irrupción histórica de la extrema derecha con un resultado extraordinario que no nos parece extraordinario por el desbordamiento de las expectativas y los temores que infundía, pero que es de la máxima relevancia y que va a cambiar muchas cosas en nuestra vida parlamentaria”, subraya. 

Para Gabilondo, la moraleja de estos resultados es que “no sale ninguna suma fácil” y, por eso, hay “ponerse a caminar por la senda fatigosa de la política democrática que sigue propuestas, diálogos, debates, acuerdos, es decir trabajo, mucho trabajo”. 

“Esperamos que Sánchez y los demás responsables políticos estén a la altura y nos permitimos recordarles que la sociedad lleva 5 años demostrando una paciencia infinita”, persevera. 

Also on HuffPost
Photo gallery Las portadas de la victoria de Sánchez See Gallery

ESPACIO ECO