NOTICIAS
31/03/2021 10:38 CEST | Actualizado 31/03/2021 12:12 CEST

La mujer de rojo conquista Twitter gracias a lo que les hizo a los neonazis que increparon a Iglesias

Se trata de Viky Robles, concejala de Podemos en Coslada.

DANI GAGO
Viky Robles se ríe frente a los ultras.

Un grupo de cuatro neonazis pertenecientes al colectivo autodenominado Bastión Frontal increparon este lunes al líder de Podemos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, tras visitar a una asociación de vecinos en Coslada. Las imágenes se han difundido rápidamente porque el político se acercó durante unos instantes para plantarles cara.

Sin embargo, una imagen que también tuvo lugar allí ha pasado un poco más desapercibida. Pero han sido muchos los que la han destacado en las redes sociales en las últimas horas.

Mientras los individuos intentaban boicotear el acto brazo en alto, en una de las imágenes se ve a una mujer vestida con una chaqueta roja sosteniéndoles la mirada y lo que es más: señalándoles con el dedo mientras se ríe.

Se trata de Viky Robles, que es concejala de Deportes del Ayuntamiento de Coslada y miembro de Podemos.

Ella misma ha compartido las fotos junto al mensaje: “En Coslada se ha plasmado que contra el fascismo ‘sí se puede’ cuando la gente que ha luchado por sus barrios, para conseguir los avances que tenemos, no se calla antes sus amenazas. Que paren ya los ataques fascistas a las asociaciones vecinales y feministas”.

Además, ha desvelado lo que les ha dicho: “Pero literal! Y se lo he dicho! No nos quitaréis la sonrisa!”

Su gesto ha generado reacciones como estas:

 

Este martes, Iglesias ha acusado a Vox y a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de enviarle a sus “cachorros” y ha asegurado que en la capital “no hay sitio” para unos “canallas neonazis” que quieren “intentar” acabar con la democracia.

Iglesias se ha expresado así en una entrevista en la Cadena Ser: “Lo que yo hice no tiene mérito. Mérito tiene que salieran a plantarles cara y echarles de allí los vecinos después de que hubiesen asaltado un local vecinal. Eso no se puede consentir, lo que hice yo es lo que cualquier dirigente tiene que hacer si los nazis salen haciendo el saludo romano”, ha justificado Iglesias.

En esta línea, el exvicepresidente del Gobierno ha defendido su actuación frente a unos “matones que dan palizas a trabajadores que vienen de otros países o a jóvenes que no piensan como ellos”. Así, ha afirmado que no se puede “tolerar o aceptar” que en la sociedad haya “comportamientos” que no se deben “normalizar”.

“Nuestro compromiso con la democracia es clarísimo. Vamos a hacer campaña con nuestras propuestas”, ha insistido Iglesias, que ha dejado claro que si “luego Vox o Ayuso mandan a sus cachorros para intentar amedrentar a la gente” los “vecinos y madrileños” sabrán decir que “en España o Madrid no hay sitio para esta gente”.

Photo gallery 21 cosas que no sabías de Pablo Iglesias See Gallery