TENDENCIAS
25/05/2019 10:55 CEST | Actualizado 25/05/2019 11:03 CEST

La surrealista anécdota que empujó a Gustavo Salmerón a grabar 'Muchos hijos, un mono y un castillo'

El cineasta estuvo en 'Cena con mamá' para homenajear a Julita, la protagonista de la película documental.

RTVE

Julita, la madre de Gustavo Salmerón, se convirtió en todo un fenómeno mediático cuando su hijo estrenó Muchos hijos, un mono y un castillo, la película documental que narra su peculiar vida familiar.

Este viernes, el cineasta estuvo en Cena con mamá (La 1) para homenajear de nuevo a su madre y contó a Cayetana Guillén Cuervo de dónde le vino la idea de rodar la película. Y como no podía ser de otra manera, la historia es de lo más surrealista.

Salmerón contó que de pequeño, además del famoso mono, tuvo todo tipo de animales en casa, desde lagartos hasta serpientes. Y hace unos 14 años, la familia tuvo un cerdo pequeñito que regalaron a su sobrina como si fuese una mascota.

Sin embargo, el cerdito empezó a crecer y según contó Salmerón, llegó un punto en el que era insostenible mantenerlo. “Entonces ella [su madre, Julita] decidió hacer la matanza del cerdo. Y resultó ser un drama. Fue terrible”, confesó.

“Mi madre empezó a hacer reflexiones sobre la muerte del cerdo y su propia muerte, sobre la grasa del cerdo y su propia grasa... Todo en plan surrealista, metafísico, profundo y muy absurdo a la vez, muy divertido. Lo grabé y lo vi en proyección y dije: ’Esto es potente, esto tiene mucha fuerza”, explicó.

Y de ahí surgió la idea de hacer un cortometraje y que luego derivó en el largometraje que ganó dos premios Goya entre otros galardones.

 

ESPACIO ECO