BLOGS
24/01/2020 06:36 CET | Actualizado 24/01/2020 06:36 CET

La tecnología nos acompaña al médico

El futuro de la atención médica se apoya en la tecnología para mejorar la experiencia de los pacientes y los procesos clínicos.

Luis Alvarez via Getty Images

Es un hecho que la atención médica que recibimos ha cambiado, al igual que ha ocurrido con el acceso a los servicios relacionados con la salud. Pedimos cita con el médico por Internet, se nos ofertan visitas en remoto y disponemos de los resultados de nuestros informes clínicos en una plataforma online. Y en medio de todo esto, está la tecnología.

Además de facilitar la comunicación y evitar los desplazamientos, los nuevos sistemas y herramientas tecnológicos, muchos de ellos basados en Inteligencia Artificial, permiten mejorar nuestra experiencia como pacientes y el proceso por el que se nos diagnostica o se decide nuestro tratamiento.

Hospitales 100% digitales

La atención sanitaria es cada vez más un servicio personalizado, que se apoya en la tecnología para conocer las características y necesidades de los pacientes y obtener un resultado mejor en los diferentes procesos clínicos. 

La historia clínica electrónica, que empezó a implantarse en España en los años 90, ha sido clave en este proceso, digitalizando toda la información relativa a los pacientes. Sin embargo, no fue hasta 2014 cuando el Hospital de Denia (Valencia) alcanzo el nivel 7 de la Sociedad de Sistemas de Información y Gestión Sanitaria (HIMMS), que acredita que se trata de un hospital 100% digital, aunque desde entonces muchos son los centros que han alcanzado esta categoría. 

Es por esto que solo en los últimos años hemos visto un cambio en el desarrollo de herramientas de apoyo a la práctica médica, que analizan y hacen predicciones a partir de grandes volúmenes de esta información digitalizada. Para ello, es importante no olvidar la privacidad, la calidad de la atención y la seguridad del paciente en todos estos avances.

Inteligencia Artificial en salud 

¿Qué aporta la digitalización del sector salud? Las herramientas basadas en Inteligencia Artificial son un apoyo para mejorar la precisión, el acceso al servicio médico y la experiencia del paciente. 

  • Reducción de errores médicos. Los daños médicos prevenibles sobre el diagnóstico o la medicación se pueden reducir si se analiza la información sobre el paciente o el fármaco suministrado en los registros electrónicos.
  • Mejor acceso a la atención médica. Los pacientes buscan principalmente un servicio accesible y eficaz, algo que favorece la adopción de la telemedicina por parte de los profesionales.
  • El futuro de la experiencia del paciente. Los análisis predictivos permitirán al médico adelantarse a las necesidades del paciente en vez de reaccionar a lo que le vaya ocurriendo.

¿Cómo se integra la tecnología en el sistema de salud? Frente a este cambio digital, hay que empezar por las necesidades. Ir de la mano de los profesionales de la salud es esencial para identificar la tecnología que mejor se adapte al entorno sanitario. Por ello, en primer lugar, hay que tener en cuenta las preferencias, los comportamientos y las experiencias de los pacientes. 

Después, es el turno de los especialistas. Las nuevas herramientas deben ser un apoyo en su trabajo diario, adaptándose a su día a día y no al revés. Cuando esto se consiga, una vez se implementen los algoritmos, el futuro de la IA en salud también pasa por la medición de resultados y la comparación de los mismos que, acompañados de la regulación que los acredite, permita proporcionar el mejor servicio a los pacientes.

 

Por Julia Díaz, directora del área de Health and Energy Predictive Analytics en el IIC.