TENDENCIAS
14/08/2020 17:04 CEST | Actualizado 14/08/2020 17:05 CEST

La terrorífica historia detrás de la verdadera muñeca Anabelle

Los testimonios de quienes vivieron con esta muñeca inspiraron una serie de películas que ponen los pelos de punta.

EL HUFFPOST
La muñeca de la película y Anabelle en la realidad.

A casi todo el mundo le suena la película de Anabelle, la escalofriante muñeca del matrimonio Warren. Pero no todos saben que se trata de un film basado en una historia real, a medio camino entre el negocio y la leyenda misteriosa. Este viernes, Anabelle se ha convertido en trending topic por los rumores sin confirmar de que la muñeca que inspiró la historia película ha desaparecido del museo de Connecticut (EEUU) donde estaba expuesta. 

Pero ¿qué hay de verdad en la historia de Annabelle? ¿Qué pasó con esa muñeca para que llegase a convertirse en protagonista de una película?

En 1970, una mujer le regaló una muñeca a su hija Donna, que estudiaba enfermería. La joven de 18 años colocó el regalo en la habitación del apartamento que compartía con otra estudiante. Pero no tardaron en empezar a suceder cosas muy raras. Se trataba de una muñeca de la marca Raggedy Ann, creada por el estadounidense Johnny Gruelle para una serie de libros que escribió e ilustró para niños. Raggedy Ann es una muñeca de trapo con hilos rojos como cabello y una nariz triangular. 

Según Donna, la muñeca aparecía cada día en una nueva posición: con las piernas y los brazos cruzados, mirando hacia otro lado... Hasta que llegó un momento en que apareció en otra habitación. No sólo eso: empezaron a aparecer mensajes escritos por un desconocido en el que se pedía ayuda. Poco después, descubrieron gotas de lo que parecía sangre en la muñeca.  

La estudiante de enfermería y su compañera, asustadas, decidieron llamar a una médium para que les dijese si estaba pasando algo paranormal. Tras una sesión, la mujer les confirmó que el espíritu de una niña de 7 años llamada Anabelle Higgins había poseído a la muñeca. Según, la médium, la niña habría muerto en la casa donde habitaban las jóvenes. 

Un amigo de Donna, Lou, frecuentaba mucho la casa. Quería deshacerse a toda costa de la muñeca porque tenía pesadillas con ella. Un día se quedó dormido y despertó sin ser capaz de moverse. De pronto, vio a la muñeca intentar estrangularlo hasta el desmayo y despertó al día siguiente. Pensó que había sido un sueño, así que siguió yendo a visitar a Donna.

Un día, escuchó sonidos en su cuarto pero, cuando entró, sólo vio a Anabelle en una esquina. En se momento Lou sintió un fuerte dolor en el pecho y cuando se quitó la camisa vio que tenía cuatro arañazos horizontales y tres verticales.  

Contactó con la Iglesia

Desesperada, la joven contactó con la Iglesia, que a su vez contactó con el famoso matrimonio Warren, conocidos por sus estudios de lo paranormal. Cuando estudiaron a la muñeca, llegaron a la conclusión de que no era una niña la que había poseído a la muñeca, sino un demonio.

Pidieron a un cura que practicara un exorcismo en la casa y se llevaron la muñeca, guardándola en una caja de madera sellada con un cristal y un cartel que avisa del peligro que supone. Rocían agua bendita varias veces al año sobre la muñeca. 

La muñeca ha permanecido en el museo desde entonces y hasta ahora. A no ser que los rumores de su misteriosa desaparición sean ciertos... De momento, en las redes del museo no han comunicado nada.