ECONOMÍA
03/09/2019 18:16 CEST

La tónica Schweppes de Coca-Cola no se puede vender en España

La justicia impide a una empresa de Barcelona importar esta bebida de Reino Unido y venderla en el país.

Schweppes
Tónica Schweppes

Revolución en el mundo de los refrescos. La Audiencia Provincial de Barcelona ha reconocido que la empresa japonesa Suntory —propietaria de marcas como Trina o La Casera— es la única que tiene el derecho de distribuir la tónica de la marca Schweppes en España. A partir de esta sentencia, la compañía Red Paralela no podrá vender botellas de esta misma marca, pero fabricadas en Reino Unido por la multinacional Coca-Cola, como hacía desde hace años.

La tónica Schweppes nació en 1783, pero llegó España en 1957. Esta marca siempre ha sido líder de ventas en este tipo de bebida, con una cuota de mercado del 54,8% el año pasado, y ha vivido un fuerte incremento de las ventas por la popularización del gin-tonic en la última década.

La compañía Schweppes Suntory, filial del grupo japonés, se encargaba de fabricar esta tónica y distribuirla, al igual que lo hacen otras empresas de este mismo grupo en Francia, Portugal y Alemania. Pero no ocurre así en otros países de la Unión Europea, puesto que Coca-Cola tiene los derechos de esta marca en lugares como Reino Unido y Bulgaria. 

Schweppes Suntory
Página web de Schweppes Suntory

17,3 millones de botellas vendidas en 5 años

A pesar de este reparto del mercado europeo, la empresa Red Paralela —con sede en Barcelona— empezó a importar tónica Schweppes desde Reino Unido y a venderla en España a un precio inferior al de su rival. El negocio no le ha ido nada mal, ya que esta firma ha logrado 5,9 millones de euros por la venta de 17,3 millones de botellas de esta marca en España entre 2009 y 2014, según la sentencia.

La justicia rectifica así una decisión anterior del juzgado mercantil número 8 de Barcelona e impide que Red Paralela mantenga este lucrativo negocio. “Lo único que hicimos fue comprar tónica Schweppes inglesa a mayoristas ingleses, por tanto mercancía ya en libre circulación en el Espacio Económico Europeo”, señalan desde la compañía.

La sentencia condena a Red Paralela a pagar una indemnización a Suntory por daños y perjuicios de 293.480 euros, equivalente al 5% de las ventas, ordena el cese de las importancias y la destrucción de todas las bebidas que haya almacenadas. Además, cada día que transcurra desde la sentencia hasta el cese definitivo de la actividad tendrá que pagar 600 euros. 

“Los derechos de la marca Schweppes en España no se encuentran agotados (...) La única tónica Schweppes que se puede comercializar en España es la fabricada por Schweppes Suntory España u otra empresa de nuestro mismo grupo”, ha celebrado María Rodríguez, directora legal de la empresa japonesa.

La batalla legal, que comenzó en 2014 y que acumula más de 40 sentencias, tiene pinta de que continuará, ya que el auto puede ser recurrido ante el Tribunal Supremo.

Photo gallery Las calorías del alcohol See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD