INTERNACIONAL
23/11/2020 08:30 CET | Actualizado 23/11/2020 11:34 CET

La vacuna de AstraZeneca y Oxford contra el Covid muestra una eficacia del 70%

Ya se han desvelado eficacias mayores, del 95%, en las de Pfizer y Moderna, pero, frente a ello, esta es más barata y fácil de conservar.

La vacuna desarrollada por la universidad inglesa de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca previene la covid-19 en un 70,4 % de los casos, indican resultados preliminares difundidos este lunes.

Estos datos contrastan con la efectividad del 95 % mostrada por los preparados producidos por las compañías Pfizer y Moderna, si bien el antídoto británico es más barato y fácil de conservar. Puede ser almacenada y transportada a una temperatura de entre 2 y 8 grados y conservarse durante seis meses en esas condiciones, mientras que las otras dos que requieren guardarse bajo cero. 

La compañía está progresando rápidamente en la fabricación con una capacidad de hasta 3.000 millones de dosis de la vacuna en 2021 de forma continua, pendiente de aprobación regulatoria.

Los investigadores han señalado que su preparado “es eficaz al prevenir que muchas personas enfermen y se ha demostrado que funciona bien en diferentes grupos de edad”. No obstante, aún quedan dudas por resolver. Por ejemplo, el director del Grupo de Vacunas de Oxford, Andrew Pollard, cree que es “intrigante” que la efectividad de la vacuna se eleve al 90% cuando se reduce a la mitad la primera dosis, y asegura que se están realizando nuevas indagaciones.

 

“La vacuna en sí consiste en un virus, denominado adenovirus, que causa resfriado común en chimpancés y que ha sido modificado genéticamente quitándole la parte que se replica y metiéndole ADN del coronavirus”, explicó a El HuffPostCarlos Estévez Fraga, subinvestigador en el ensayo de Oxford.

“Es decir, el virus se utiliza para expresar las proteínas pertenecientes al coronavirus, las mismas que le proporcionan esa apariencia espinosa como de corona. De manera que, con ello, se espera que quien reciba la vacuna genere anticuerpos, evitando (en teoría) el desarrollo de la enfermedad en caso de infectarse por SARS-CoV2”.

El proceso

Más de 20.000 voluntarios -la mitad en el Reino Unido y el resto en Brasil- participaron en la tercera fase de las pruebas clínicas organizadas por la universidad de Oxford, que ya dio buenos resultados de seguridad en la segunda fase.

En el último experimento, hubo 30 casos de Covid en personas que habían recibido dos dosis de este antídoto y 101 en el grupo de control que recibió una inyección inocua. Un dato que aún no ha podido explicarse, según la BBC, es que la efectividad de la vacuna subió al 90 % en un grupo de voluntarios a los que se dio media dosis inicial seguida de una dosis completa.

El 19 de noviembre, los investigadores de Oxford informaron de que la segunda fase de pruebas clínicas demostraba que su vacuna es segura, con pocos efectos secundarios, en personas sanas incluso de más de 70 años y provoca una respuesta inmune en todos los grupos de edad, tanto con una dosis baja como estándar.

Sarah Gilbert, profesora de vacunología de Oxford y responsable del proyecto, ha declarado que el anuncio de hoy “nos sitúa un paso más cerca del momento en que podremos usar las vacunas para poner fin a la devastación causada por la Covid-19”. “Continuaremos trabajando con los reguladores (que deben autorizar la vacuna). Ha sido un privilegio ser parte de un esfuerzo multinacional que recogerá beneficios para todo el mundo”, afirmó.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha aplaudido el avance: “Las noticias de Oxford son increíbles. Faltan por realizar más comprobaciones de seguridad, pero son unos resultados fantásticos”.  El ministro británico de Empresa, Alok Sharma, ha calificado también de “muy prometedores” los resultados preliminares anunciados este lunes. “Estamos en la cúspide de un enorme avance científico que podría proteger millones de vidas”, dijo.

El Reino Unido ha encargado 100 millones de dosis de esta vacuna producida con la sueco-británica AstraZeneca -elaborada con un virus de resfriado que afectaba a chimpancés modificado genéticamente-, lo que serviría para vacunar, dada la necesidad de varias dosis, a la mayoría de la población británica.

Además, contará con 40 millones de dosis del preparado desarrollado por la estadounidense Pfizer junto con la alemana BioNTech, entre otros proveedores.

La importancia de los detalles

Joan Pons, el voluntario español de la vacuna de Oxford y AstraZeneca, ha colgado un vídeo en sus redes en el que pide que, más allá de los porcentajes, se revisen los detalles de este logro científico. El enfermero, trabajador en Reino Unido, recuerda que ese 70% es del “conjunto” de todos los voluntarios, pero mirando la “letra pequeña”, se sube 20 puntos si reparamos en el grupo de pacientes que han recibido dos dosis. “Eso es buenísimo”, sostiene. “Es el mejor regalo de navidad que todos tenemos”, añade.

Desvela, además, que las vacunaciones podrán empezar antes de las fiestas, como por ejemplo en su hospital, donde comienzan el 7 de diciembre. “Vamos a salvar muchas vidas”, concluye.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery