INTERNACIONAL
08/09/2020 14:22 CEST | Actualizado 08/09/2020 14:43 CEST

Las 15 cosas que no sabías de Donald Trump

¿Sabes que Trump no es su apellido, que entró seis veces en bancarrota o que era de un partido distinto al republicano?

ASSOCIATED PRESS
Donald Trump, en el Monte Rushmore, el 3 de julio de 2020.

Hace cuatro años, parecía una afirmación imposible: Donald Trump, presidente de EEUU. Ganó la elección -que no el voto popular- y se mudó de su torre neoyorquina a la Casa Blanca. Ahora, en noviembre, amenaza con repetir mandato. 

Es un hombre de récords: es el presidente que accedió al cargo con más edad (70, en 2016), el de mayor riqueza (3.100 millones de dólares), el primero sin servicio militar cumplido y el primero que no ha ejercido ningún cargo político antes de llegar a lo más alto. 

Tras una legislatura en la que ha copado más titulares que nadie, en la que ha mentido e insultado más que nadie, toca hacer repaso a su perfil. ¿Pero sabías, además, todo esto sobre él?

1.- Nació en el barrio de Queens, en Nueva York, el 14 de junio de 1946. Un géminis que por nombre completo lleva el de Donald John Trump.

2.- Es el cuarto de cinco hijos del matrimonio formado por Fred Trump, segunda generación de inmigrantes alemanes, y Mary Anne MacLeod, inmigrante escocesa. Su apellido, en realidad, no es con el que firma decretos o corona edificios, sino Drumpf. Sus antepasados se lo cambiaron en la Guerra de los Treinta Años

3.- La fortuna familiar se empezó a cuajar con los restaurantes y pensiones que gestionaba su abuelo Frederick en Seattle (EEUU) y Klordike (Canadá). Luego, su padre se dedicó a hacer casas y alquilarlas a trabajadores de clase media cerca de Nueva York. Llevaba el proceso completo, desde la obra hasta la firma del contrato final. Donald no ha trabajado nunca para alguien que no sean sus padres o para sí mismo, porque entró en Elizabeth Trump and son en 1971, con 25 años. 

4.- Antes de ponerse el traje y la corbata para siempre, Trump estudió Económicas en la Universidad de Pensilvania, porque estaba especializada en bienes raíces. Nunca fue un buen estudiante. Con 13 años lo echaron del instituto por un problema de conducta y sus padres lo metieron en una academia militar de Nueva York para enderezarlo. 

Time Life Pictures via Getty Images
Donald Trump con su esposa, Ivana, su hijo mayor y su padre.

5.- Se salvó cuatro veces de la mili: dos por prórrogas para sus estudios, otra por un problema médico y la última, porque no salió su número en el sorteo.

6.- “Siempre quiso ser más que su padre”, dicen los que lo conocen bien en documentales como Un sueño americano (Netflix). Así que si su progenitor se centró en pueblos y barrios de la periferia de Nueva York, él se fue a Manhattan. A por los ricos. Su marca: los diseños llamativos y espectaculares, como los de la Torre Trump. Y el dorado. Lo echaba de menos y en la Casa Blanca lo primero que hizo fue poner las cortinas de su despacho de este color. 

7.- Entre 1996 y 2015 fue el dueño de las competiciones de belleza de Miss USA y Miss Universo. En esos años (2004-2015) fue también un conocido rostro televisivo gracias al programa The Apprentice, una especie de competición entre empresarios que acababa si Trump gritaba: “Estás despedido”. Tanto le gusta la frase que hasta contrató a un doble de su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, para poder gritárselo a la cara. 

8.- Nunca ha entrado en bancarrota personal, pero sí empresarial, hasta seis veces. Sobre todo, tras la compra de casinos que no salieron bien, algunas incluso con bonos basura. Tras refinanciar deudas y pedir créditos, tuvo que declararse “roto”. 

9.- Cuando se presentó a las elecciones, su fortuna era de 4.500 millones de dólares, según la revista Forbes. Era el millonario 324º del mundo. Luego se vio obligado a desprenderse de algunos negocios por incompatibilidad. Hoy tiene solamente 3.100 millones de dólares y es el rico número 766 del mundo. Tiene intereses en EEUU, Panamá, Brasil y el Caribe, esencialmente. El Washington Post sostiene que empresarialmente es más bien un “fanfarrón”, con éxitos puntuales y grandes fracasos. Y con muchos problemas en los tribunales: 1.900 litigios como denunciante y 1.450 como denunciado. Tuvo una fundación, pero debió cerrarla por problemas legales. 

10-. Tiene publicados tres libros: El arte de la negociación, Por qué queremos que seas rico y Piensa en grande y patea traseros en los negocios y en la vida

11.- Antes de concurrir con el Partido Republicano e imponerse a 17 precandidatos, ya intentó ser aspirante a la Casa Blanca por el Partido Reformista. Fue en 2000. Se retiró antes de la votación final. La verdad es que le ha dado a todo: ha sido demócrata entre 1987 y 2009, independiente entre 2011 y 2012 y, luego, republicano. 

12.- Ha tenido tres esposas, las tres modelos: Ivana Trump (checa, que le ayudó a levantar sus construcciones más reconocidas, con la que vivió entre 1977 y 1992 y con la que tuvo a Donald Junior, Ivanka y Eric), Marla Maples (su pareja entre 1993 y 1999, madre de su hija Tiffany) y Melania Trump (de Eslovenia, su actual esposa, con la que se casó en 2005 y madre de su hijo menor, Barron). 

ASSOCIATED PRESS
Enero de 2017: los Obama dejan paso a los Trump en la Casa Blanca. 

13.- Ha tenido, también, su escándalo sexual, más allá de la infidelidad que acabó con su primer matrimonio. Se trata del caso Stormy Daniel, una actriz porno que sostiene que tuvo una aventura con él en 2006, que el magnate niega. Sin embargo, su abogado llegó a un acuerdo de confidencialidad con ella por valor de 130.000 dólares. 

14.- Entre sus propiedades hay un equipo de fútbol, el patrocinio de peleas de boxeo y un Tour ciclista que lleva su nombre. Como lo que más le gusta es el golf, tiene 18 campos en todo el mundo. También tiene devoción por la lucha libre de la WWE. Deporte no hace, eso sí. Tampoco lee. Sus aficiones son limitadas. 

15.- Trump no bebe alcohol. La muerte de su hermano mayor, Fred, por alcoholismo, le hizo tomar la decisión de no tomar ni una gota más. Se levanta a las 6 de la mañana pero no empieza a trabajar hasta las 9. Ese tiempo lo dedica a ver las tertulias y las noticias de la televisión. Su jornada acaba entre las 6 y las 7 de la tarde. Para para comer con su vicepresidente, Mike Pence. Los fines de semana los pasa en Mar-a-Lago, la llamada “Casa Blanca de invierno”. Los primeros meses en Washington estuvo solo porque su esposa y su hijo pequeño se quedaron en Nueva York. 

Photo gallery Donald Trump haciendo de Trump See Gallery

#YONOMEOLVIDO