POLÍTICA
07/04/2019 00:01 CEST | Actualizado 07/04/2019 00:04 CEST

Las 5 afirmaciones de Casado en laSexta Noche que se le han vuelto en contra

Eutanasia, pensiones, Otegi... Son algunos de los asuntos de los que el líder del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha tratado durante su entrevista en La Sexta Noche. Pues bien, desde casi el minuto cero en el que ha comenzado a responder a los periodistas, ha quedado en evidencia. Sus afirmaciones -la gran mayoría- se le han vuelto en contra según las pronunciaba. 

Aquí la prueba.

“Nunca pactaré con Bildu”

Pero se le ha olvidado que su partido sí lo ha hecho, como demuestra la hemeroteca:

“A mí los partidos que hacen políticas en cuestiones dramáticas me producen pudor”

Casi de inmediato las redes han recordado dos ‘fichajes’ de los populares que no terminan de concordar con su afirmación: cuando el PP ‘fichó’ al padre de Marta del Castillo para defender su concepción de la “cadena perpetua” y el otro ‘fichaje’: el padre de Mari Luz Cortés.

“Si mi abuelo estuviera en una cuneta seguro que no tendría paz”

Esta afirmación la ha hecho cuando una de las periodistas le ha preguntado sobre la Ley de Memoria Histórica. Asunto que, por cierto, en opinión de Casado, la izquierda rescata en campaña como la eutanasia porque le interesa. Él, que se considera “víctima del franquismo” porque su abuelo “lo fue”, se siente legitimado para hablar sobre el asunto, pero esto no le ha salido del todo bien tampoco:

Pero él, pese a las críticas, ha insistido en su postura: “Si gobierno no dotaré económicamente la Ley de Memoria Histórica”. Por si alguien tenía alguna duda.

“Cuando yo gobierne no voy a impulsar una ley de eutanasia”

Conocer sus planes en este asunto resultaba clave para buena parte de su electorado. A la hora de argumentarlo, eso sí, no ha estado del todo acertado ya que, de nuevo, ha defendido que es un tema recuperado por la izquierda porque “le interesa” tanto como “el aborto”.

Casado se ha pronunciado por primera vez sobre el caso de Ángel Hernández, que ha calificado de “terrible” para a continuación presumir de que su partido fue “pionero” en la aprobación de la muerte digna y el testimonio vital. Sin embargo, al candidato popular se le ha pasado por alto un pequeño (gran) detalle: que esas normas no regulan la eutanasia, sino que solo contemplan la posibilidad de rechazar que la vida se alargue mediante fármacos cuando el enfermo ya está en fase terminal.

“Nosotros no hacemos religión en política”

Sostener esto después de venir de juzgar tanto la eutanasia como el aborto, a Casado le ha costado. Sin embargo, ahí se ha mantenido él, firme, con este argumento, para volver a defender lo mismo: “No voy a permitir que la izquierda me recete de lo que tengo que hablar”. “Es dramático, y como es dramático saquemos de la agenda electoral y de la campaña circunstancias que son dramáticas, es como sin vengo con un caso de violencia de género y pongo el testimonio para que mi adversario opine”, ha añadido Casado.

SOMOS LO QUE HACEMOS