ECONOMÍA
02/07/2019 10:52 CEST | Actualizado 02/07/2019 12:41 CEST

Las 7 luces y sombras de las cifras históricas de empleo

España logra un número de trabajadores nunca visto en España: 19,5 millones.

Jeff Greenberg via Getty Images

España está de enhorabuena: nunca había habido tantos trabajadores como ahora. La Seguridad Social ya cuenta con 19,5 millones de afiliados, el mejor dato nunca visto. Te contamos las 7 luces y sombras que están detrás de estas cifras históricas de empleo:

1. Récord absoluto de trabajadores

Doce años después, la Seguridad Social ha alcanzado un hito histórico. Tras sumar 75.584 ocupados en junio —uno de los meses tradicionalmente buenos para el empleo—, España cuenta actualmente con 19.517.697 trabajadores afiliados al sistema, según ha publicado el Ministerio de Trabajo este martes.

No es una cifra cualquiera, sino que se trata del mejor dato histórico desde que se tienen registros. El anterior máximo se alcanzó antes del estallido de la crisis económica, en julio de 2007, cuando había 19.493.050 trabajadores en el sistema. Es decir, España ya está por encima de los niveles de empleo que había en la época de la burbuja inmobiliaria.

Así ha evolucionado la afiliación media a la Seguridad Social en los meses de junio entre los años 2001 y 2019:

2. Récord de mujeres trabajadoras y de ocupados extranjeros

Un mes más se ha vuelto a batir el récord de mujeres afiliadas a la Seguridad Social, que alcanza la cifra de 9.050.836 trabajadoras, la más alta de la historia. Ellas representan el 46,37% del total de los ocupados.

No es el único récord que se ha batido este mes de junio, puesto que también se ha superado el máximo histórico de trabajadores extranjeros en España. En concreto, hay un total de 2.178.269 afiliados a la Seguridad Social nacidos fuera del país. Esta cifra se ha situado por encima de los niveles que había antes de la crisis y de los anteriores máximos históricos alcanzados en mayo de 2018 (2.155.149) y de una década antes, mayo de 2008 (2.145.901).

Estas dos cifras récord de mujeres y extranjeros son clave para entender la recuperación de los niveles de empleo a los que había antes de la crisis. El empleo femenino crece actualmente a un ritmo del 3,09% respecto al año pasado, mientras que el masculino solo lo hace al 2,34%.

A pesar de estos buenos datos, después veremos que en las cifras de paro permanecen negativas para ambos colectivos. 

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

3. La hostelería como sector clave

Como suele ser habitual en los meses de verano, el sector de la hostelería es el que más empleo ha creado en junio, con 37.225 nuevos afiliados a la Seguridad Social, un 2,63% más que en mayo. También destaca el incremento en el sector sanitario, donde se incorporan 31.799 trabajadores (un 2,06% más), y en el comercio, con 28.217 (un 1,16% más).

En el lado contrario, destaca el sector educativo que continúa con la destrucción de empleo con el final del curso escolar, la llegada del verano y de las vacaciones de los niños. A pesar de las continuas advertencias por parte de las autoridades de la dudosa legalidad de esta práctica de despedir a los profesores en verano, se ha producido un descenso de 53.423 ocupados en este sector. Unos empleos que habitualmente se suelen recuperar en septiembre, con el inicio de las clases. 

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

4. Ralentización de la creación de empleo

A pesar de este récord de afiliados, hay algunos datos más negativos en las cifras del mes de junio, que como hemos dicho antes es uno de los meses mejores para la creación de empleo. Si este mes de junio se han creado 75.584 puestos de trabajo, se trata del peor dato de los últimos cuatro años. Es decir, se crea memos empleo que otros meses de junio.

Respecto al año pasado, la Seguridad Social ha ganado 510.707 trabajadores, un 2,69% más que en junio de 2018. Esta cifra también refleja una ralentización en la creación de empleo respecto a los años anteriores, tal y como se puede ver en este gráfico: 

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

5. El paro registrado baja a los 3 millones

Si junio suele ser un buen mes para la creación de empleo, también lo suele ser para la caída del desempleo. El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en 146.476 personas respecto a junio de 2018, lo que supone una reducción del 4,63%. Si se compara con el mes pasado, el desempleo ha disminuido en 63.805 personas en junio. Lo que supone un descenso del 2,07% respecto a mayo. 

Tras esta caída del paro en junio, el número total de personas desempleadas se ha situado en 3.015.686 personas, la cifra más baja de paro registrado desde noviembre de 2008.

A pesar del récord de empleo femenino, todavía hay muchas más mujeres en el paro que hombres. El desempleo femenino se ha situado en 1.797.630 personas, un 1,70% menos que en mayo, mientras que el masculino se ha quedado en 1.218.056 personas, un 2,62% inferior al mes pasado. 

Cuatro de cada 10 parados no tienen ningún tipo de ayuda. El sistema de protección —prestación por desempleo y otros subsidios— cubre al 60,1% de los parados a finales de mayo. El número de personas beneficiarias de estas ayudas al finalizar mayo se sitúa en 1.745.593.

“La protección de las personas sin empleo se debilitó con el desmantelamiento del sistema de protección llevado a cabo por el Gobierno del PP. A pesar de la recuperación de medidas como el subsidio de 52 años por parte del actual Gobierno, la tasa de cobertura sigue en el 60%. Un hecho que incrementa el riesgo de pobreza y de exclusión social entre los hogares”, señalan desde el sindicato UGT

Ministerio de Trabajo

6. La inmensa mayoría de contratos son temporales

Otro de los datos preocupantes de estas cifras conocidas hoy es la gran prevalencia de la temporalidad entre los nuevos trabajadores, algo que suele ser habitual en el mercado laboral español, especialmente en los meses de verano, pero que se ha disparado durante la recuperación económica. El pasado mes de junio se registraron 2.009.011 contratos, según los datos del Ministerio de Trabajo. De ellos, solo 174.159 son contratos de carácter indefinido. La inmensa mayoría son temporales (1.823.177) son temporales. Hay otros 11.675 de carácter formativo.

Los sindicatos han puesto el foco sobre la precariedad tras conocer estas cifras. “Hay que revertir la trayectoria del empeoramiento de la calidad en el empleo, marcada por más precariedad, derivada del abuso de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial involuntario”, critican desde el sindicato UGT.

7. Más de 3 millones de autónomos

El régimen de autónomos de la Seguridad Social cuenta con 3.286.600 personas, tras incrementarse apenas en 8.745 afiliados en junio.

“Los autónomos crecen, pero se trata del menor crecimiento desde 2012 y la mitad de lo que lo hicieron en 2018 y la contratación indefinida sigue presentando malos datos con respecto a 2018”, ha asegurado LorenzoAmor, presidente de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), vinculada a la CEOE.

Photo gallery Las ofertas de trabajo más surrealistas See Gallery