POLÍTICA
10/05/2021 18:07 CEST | Actualizado 10/05/2021 18:16 CEST

Las acusaciones populares piden al tribunal de la 'caja b' que valore credibilidad de Aznar y Rajoy

Además, insisten en que el Supremo ya acreditó la existencia de la contabilidad paralela en el PP.

JUAN CARLOS HIDALGO via POOL/AFP via Getty Images
El extesorero del PP Luis Bárcenas, el pasado 8 de febrero en la Audiencia Nacional.

Varias acusaciones populares del juicio de la caja b del PP han reclamado este lunes al tribunal que valore la credibilidad de los testimonios de los expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy. Pese a que ambos negaron haber percibido sobresueldos, las acusaciones quieren que los jueces se centren en las versiones de los exdirigentes populares porque ya en la sentencia de Gürtel el tribunal dudó de la versión de Rajoy.

Además, las acusaciones, que han comenzado este lunes a exponer sus informes finales, han recalcado que la existencia de una contabilidad paralela en la formación política ya fue acreditada por el Tribunal Supremo.

Las acusaciones también han coincidido en manifestar su “incomodidad” por el hecho de que la Fiscalía les “regañe” por haber mantenido durante el proceso señalamientos por delitos que finalmente han terminado retirando. El juicio por el presunto uso de los fondos de la caja b quedará esta semana visto para sentencia.

“Si en algún caso era necesaria la acción popular es en este en concreto, donde la falta de rigor y celo ha puesto de manifiesto la necesidad de que las acusaciones populares emerjan con toda su intensidad”, ha señalado el abogado Virgilio Latorre, que representa a varios exdiputados socialistas valencianos.

Esa afirmación de Latorre ha provocado que el fiscal Antonio Romeral no haya podido evitar arquear las cejas varias veces en señal de sorpresa.

La falta de rigor y celo ha puesto de manifiesto la necesidad de que las acusaciones populares emerjan con toda su intensidadVirgilio Latorre, abogado que representa a varios exdiputados socialistas.

Latorre, que ha subrayado que la “verificación de la caja b está afectando al contexto en el que se desarrollan los hechos y no puede ser ignorada”, ha pedido a la Sala que valore “la credibilidad” de los testimonios de exdirigentes del PP, a quienes ha acusado de participar en “una especie de juego de trileros” por negar el cobro de sobresueldos cuando aparecen sus nombres o acrónimos en los papeles de Bárcenas.

El letrado ha afirmado en concreto que el “curso vital político” de Aznar está vinculado a esa supuesta caja b, dado que su entrada como presidente del PP en 1990 coincide con el inicio de las anotaciones. “Pensar que tenía un desconocimiento no resulta razonable”, ha zanjado.

Como él, el resto de acusaciones populares (Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), Observatori Desc e Izquierda Unida) han subrayado que los papeles de Bárcenas y sus anotaciones son “reales” y “absolutamente “veraces”, aunque tuviesen algún error; e incluso el abogado de ADADE, José María Benítez de Lugo, ha asegurado que son en realidad “los papeles del PP” y que la sentencia debería dejarlo “meridianamente claro”.

El resto de acusaciones populares han subrayado que los papeles de Bárcenas y sus anotaciones son reales

“Eran las cuentas del grupo que se estaba enriqueciendo con dinero de una caja B (...) No eran para enseñar a nadie”, ha dicho el letrado de DESC, Gonzalo Boye, quien ha criticado con dureza la actitud de la mayoría de exdirigentes del PP que han testificado en el juicio por haberlo hecho con mascarilla; una “auténtica falta de respeto” que, en su opinión, ha impedido discernir “si se estaban riendo de nosotros o se estaban poniendo nerviosos”.

Este abogado ha pedido, además, deducir testimonio contra Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, porque considera que mintió cuando se le preguntó por Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, un condenado en la trama Gürtel.

Las acusaciones han justificado porqué retiraron su acusación contra Laura Montero, la arquitecta de la empresa que trabajó para el PP. Un gesto, “benévolo”, según el abogado de Izquierda Unida Juan Moreno, pese a que ha dicho que sigue habiendo “sospechas” contra ella, y que, como el resto, se ha opuesto a que les reclamen las costas judiciales como pidió la defensa de Bárcenas.

Moreno, que ha reclamado una sentencia “justa” y también “ejemplar”, ha sostenido que, “evidentemente”, el PP tuvo ingresos en B que los convirtió en “ilícitos” al no declararlos, y que decidió “ocultar que tenía una serie de donaciones que no eran irrelevantes para el juego democrático sano y limpio”.

Photo gallery Papeles de Bárcenas: tuitean los humoristas See Gallery

EL HUFFPOST PARA MEETIC