Los enigmas de la herencia de Paquirri 36 años después de su muerte

El enfrentamiento entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera saca nuevos datos a la luz.
Isabel Pantoja y Francisco Rivera 'Paquirri' en los años ochenta.
Isabel Pantoja y Francisco Rivera 'Paquirri' en los años ochenta.

El enfrentamiento entre Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja ha abierto la caja de Pandora, de la que no ha salido nada bueno. La guerra ha reavivado viejos conflictos relacionados con la herencia de su padre, el torero Francisco Rivera Paquirri. El DJ explicó el pasado 4 de noviembre en la revista Lecturas —en la que cargó contra su madre que revisará con sus abogados el testamento y que “tiene miedo” de lo que se pueda encontrar. No es para menos, porque los detalles que se han ido conociendo de esta historia que llena los quioscos esta semana son, como poco, sorprendentes.

Paquirri murió el 26 de septiembre de 1984 por una cornada en la plaza de Pozoblanco (Córdoba). El torero dejó viuda a Isabel Pantoja y huérfanos a tres hijos, Kiko Rivera (que apenas tenía siete meses), Francisco Rivera y Cayetano Rivera, los dos últimos fruto de su matrimonio con Carmina Ordoñez la Divina.

En 1987 se dio a conocer la noticia de que la herencia del torero se había resuelto tres años después de su muerte. Las partes interesadas firmaron un acuerdo por el que el 45% de los bienes y la finca Cantora eran para Isabel Pantoja y Kiko Rivera; el 40% y la finca Los Rosales eran para sus otros dos hijos y el 15% restante y la finca El Robledo para su padre Antonio Rivera y sus tres hermanos, Antonio, José y Teresa Rivera. Los bienes estaban valorados en más de 1.000 millones de pesetas (6 millones de euros).

Los claroscuros sobre esos bienes siguen de actualidad 36 años después de la muerte de Paquirri por la intención de Kiko Rivera de revisar el testamento, a pesar de que el abogado Ramón Calderón ha asegurado este miércoles en ¡Hola! que la repartición del patrimonio se hizo de manera correcta. El también expresidente del Real Madrid representó a Kiko como albacea cuando se hizo el reparto en 1987.

Lo que siempre se ha dicho sobre este asunto es que Pantoja nunca entregó los objetos de valor sentimental a los hijos de Carmina Ordoñez, como siempre han denunciado Cayetano y Francisco Rivera. De hecho, la Divina llevó a la tonadillera a los tribunales en 1994 para reclamarlos.

La sentencia obligó a Pantoja a devolverles trajes de luces, capotes y un crucifijo, entre otras cosas. Sin emabrgo, la cantante nunca los entregó, según los hermanos Rivera, y para no hacerlo habría dicho que habían robado en Cantora.

Las grandes incógnitas y acusaciones

Según la familia de Paquirri, Isabel Pantoja habría ido hasta Cantora en compañía de su hermano la misma noche que el torero murió para abrir las cajas fuertes de la casa y quedarse con lo que había en ellas.

“Dentro había joyas de mi abuela. Estaba hablado que si mi tío no tenía hijas, serían para mi madre. Cuando Isabel Pantoja reventó la caja fuerte se quedó las joyas”, denunció Canales Rivera, sobrino del torero, este fin de semana en Sábado Deluxe.

Al repartir la herencia, aseguró el sobrino, la cantante llevó esas joyas para entregarlas, pero había cambiado las esmeraldas buenas por otras. “Doña Ana [la madre de Pantoja] llevaba puestas las esmeraldas de mi abuela en la presentación del disco Marinero de luces, en el teatro Lope de Vega [en diciembre de 1985]”, añadió.

Isabel Pantoja vuelve a los escenarios tras la muerte de Paquirri (en el Teatro Lope de Vega de Madrid).
Isabel Pantoja vuelve a los escenarios tras la muerte de Paquirri (en el Teatro Lope de Vega de Madrid).

Según las informaciones que se han dado en Sálvame esta semana, la caja fuerte también contenía 40 millones de pesetas (240.000 euros). Además, había un sobre en la mesilla de noche con 1,8 millones de pesetas (casi 11.000 euros).

Propiedades que no aparecen en el testamento

Al parecer, la fortuna del torero no se limitaba únicamente a lo que aparecía en el testamento. A los bienes legados habría que sumar una cantidad de dinero que Paquirri habría dejado en América, supuestamente a nombre de un testaferro llamado Salvador Salvatierra, para que sus hijos se lo repartieran al cumplir los 21 años. Antonio David Flores aseguró en Sálvame que la cifra ascendía a cerca de un millón de euros.

El destino de ese dinero no tuvo nada que ver con la voluntad de Paquirri, según Kiko Matamoros. El colaborador sostiene que la mayor parte se lo quedó Isabel Pantoja, que lo habría traído a España a través de Gibraltar con la ayuda de su amiga Encarna Sánchez. El nombre de la locutora también se pronunció este fin de semana en Viva la vida, donde contaron que la tonadillera le vendió a la periodista una finca de su marido que en realidad estaba a nombre de su primera mujer, Carmina Ordoñez.

Paquirri y Carmina Ordoñez se casaron en 1973.
Paquirri y Carmina Ordoñez se casaron en 1973.

Paquirri e Isabel Pantoja se casaron en 1983 en separación de bienes y con Carmina Ordóñez (en 1973) lo hizo en régimen de gananciales, lo que complicó mucho más el reparto tras su muerte. Por ello, a la tonadillera sólo le correspondía el usufructo de un tercio de sus bienes, entre los que se encuentra Cantora. Si su hijo Kiko quisiera su parte, lo tendría muy difícil mientras su madre viva. El DJ explicó la semana pasada en Lecturas que la cantante le hizo firmar un documento a los 18 años y que gracias a ello, ahora más de la mitad de la propiedad le pertenecería a ella.

La respuesta de Isabel Pantoja

Según publica la revista ¡Hola! este miércoles, la cantante niega todo lo que se ha dicho sobre ella y emprenderá acciones legales contra quienes hayan vulnerado su derecho al honor e intimidad. La artista está “totalmente hundida, sin fuerzas ni ánimo y, sin creerse lo que está pasando”, explica la revista.

“Su espíritu depredador”

Al hilo de toda esta historia, también se ha dado a entender que Isabel Pantoja siempre ha querido sacar tajada del dinero de su hijo, aunque sea en detrimento de éste. En ese sentido, el exrepresentante de Kiko Rivera, Álex Suárez, explicó el pasado sábado en Telecinco cómo Pantoja habría perjudicado al DJ cuando negociaron el caché para dar las Campanadas en Mediaset en 2011.

“Ella negoció por su parte”, aun sabiendo que así bajaría la oferta que se le hizo a su hijo, aseguró. Suárez reveló que “el caché bajó para Kiko un 90%”, mientras que, según Kiko Matamoros, “ella cobró lo que se suele percibir por una buena exclusiva en ¡Hola!”.

La cosa no queda ahí. Según la versión del exrepresentante, Pantoja siempre ha querido estar al tanto de lo que cobra Kiko Rivera, e incluso le habría reclamado un porcentaje de lo que ganó en GH DÚO el año pasado.

Kiko Rivera y Jessica Bueno anuncian que van a ser padres.
Kiko Rivera y Jessica Bueno anuncian que van a ser padres.

Además, en 2011, cuando Kiko Rivera y Jessica Bueno anunciaron en exclusiva que iban a ser padres, Pantoja también apareció en la portada de ¡Hola!. “Ella se llevó 150.000 euros y la pareja, que era la protagonista, cobró 15.000 en tres plazos”, afirmó Kiko Matamoros: “Su espíritu depredador no lo he visto en nadie”.

Aunque esté en el punto de mira, la fortuna sonríe a Isabel Pantoja, que seguirá recaudando dinero. La tonadillera ha renovado su contrato con Mediaset por dos años más. Un acuerdo con la cadena que le reportará dos millones de euros.

La evolución de Kiko Rivera Pantoja